Mujer Reina Diosa Hechicera

Archivo para mayo, 2012

Espiral Ascendente

Soy la neurona abandonada a su suerte entre sinapsis de dolor y neurotransmisores enfermos quebrándose en nada, partiéndose en pedacitos de dolor pero de ese que duele dentro, eclipsada por mi fantasía de lo que quise hacer de ti y sin intención de hacerte daño he tenido la certeza de querer aniquilarte.

Lo peor es la ignorancia, lo peor es haber imaginado vidas, luchas, llantos, perdones, delirios y suertes, lo peor es darse cuenta de que es un monólogo y va a seguir siéndolo, que sin ti mi vida no va a cambiar nada y voy a seguir sola como antes. Es dejar marchar mi fantasía lo que me hunde en una espiral delirante y estúpida, que para soñarte no me había hecho falta conocerte.

El silencio molesta y la distancia molesta y la falta de empatía molesta, que tus células no sientan mi dolor molesta, que yo sienta las tuyas porque quiero vivir en ti ya no molesta sino que mata, que el edredón de las sinapsis no te quiera también molesta y echarte de menos verdaderamente me arrastra a la  más absurda de las demencias.

¿Pero a quien hecho de menos? ¿Al que yo me invento cada día y olvido cada noche para despertarme con él clavado al higado cada mañana o a ese que no me interesa para nada y que no se parece en nada a ti y por eso me lo he tenido que inventar para poder establecer un vínculo que tu necesitas mantener?

¿Es amor que te quiera proteger de ti mismo, es amor que me faltes cada instante, es amor que me angustie hasta el delirio la inmensa pena de tu extravío, es amor que sin tí una parte de mí se sienta incapaz aterrorizada e impotente, es amor que quiera volar contigo y sabiendo que no tienes alas me haya quedado en tierra para no perderte?

Amor es soñar con tu sonrisa porque es lo único que quiero, verte feliz,  pero me traiciono porque miento y lo que quiero es poseerte y tu felicidad sin mi es algo que mi ansia no quiere y no va nunca a entender, amor es imaginarte la piel bajo mis manos zurciendote a la vida para que no te caigas al vacío de tu propia nada, amor es verte a través de las lágrimas de mi impotencia por no tenerte y aun asi quererte más y que duela el alma por perder para que tu ganes.

Amor es soñarte cada madrugada atado a la pata de mi cama porque no soporto la idea de tu vida sin mi.

Amor es ver como se ilumina tu cara cuando me ves  y saber que eso forma ya parte de mis recuerdos.

Y dejarte ir…


Bañarse En Lágrimas

Por Sobonfu Somé*

Para muchas personas la pena es una opción. Mirando mi propia vida, me di cuenta de que se trata de una cuestión de vida o muerte. De hecho, a lo largo de mi vida, la pena ha sido un tema importante, desde el llanto infantil para comer hasta el sentimiento de un dolor profundo por pérdidas cuando crecí. Mi primer recuerdo de profunda aflicción fue cuando era pequeña, con cinco o seis años. Una de mis amigos murió. Estaba tan sorprendida y confundida por todo el asunto, especialmente cuando me dijeron no que nunca más lo volvería a ver físicamente. Lloré durante mucho tiempo y no me entraba en la cabeza que mi amigo había muerto. Cada día tenía la esperanza de jugar con él, pero no estaba allí. Mi comunidad me recordaba suavemente, «¿recuerdas que murió?”. Me apoyaron y lloraron conmigo. Aunque lloré durante mucho tiempo, más de un año, se aceptó como algo normal de la vida. Nunca se me pidió, que dejara de llorar, más bien lo contrario: «¿Has llorado suficiente? ¿Has gritado suficiente?»

Para mi pueblo, los dagaras de Burkina Faso, creemos que en la vida es necesario llorar. Cuando lloro estoy rodeado de familia que me acompaña y puedo lloran tanto como quiero. Experimentamos conflictos, hay seres queridos que mueren o sufren, tenemos sueños que nunca llegan a concretarse, surgen enfermedades, se rompen relaciones y hay desastres naturales inesperados. Es tan importante tener formas de liberar esos dolores para mantener nuestro equilibrio… Dejar a un lado un dolor antiguo sólo hace que este crezca hasta que ahoga nuestra creatividad, nuestra alegría y nuestra capacidad para conectar con los demás. Incluso nos puede matar. A menudo mi comunidad utiliza rituales de duelo para sanar heridas y nos abre a la llamada del espíritu.

Pensaba que esta perspectiva sobre el dolor era natural para todo el mundo, hasta que llegué a Estados Unidos. Estaba con una amiga que había tenido un conflicto con su familia y sabía que la situación no era fácil para ella. Un día la escuché llorando sola en el baño. A través de la puerta, le pregunté si estaba bien. Dijo, «Sí, estoy bien!» Me dije, “Dios mío, hay algo aquí que no cuadra». Las personas que deberían apoyarla no estaban allí. Sentí el conflicto y me pregunté qué haría mi abuela en esta situación.

Cuando murió mi abuela, yo era una adolescente. Me vi sobrepasada por una pena inmensa, devastadora, que no podía superar. Estaba bloqueada por un sentimiento de rabia, de traición e incluso de odio. Me preguntaba, ¿cómo ha podido mi abuela hacerme esto? Todo el mundo estaba lamentándose a mi alrededor. Me hicieron un espacio. Todos hicieron turnos para consolarse. Por suerte, las setenta y dos horas de tiempo habituales para este tipo de duelo se prolongaron durante cinco días. Cuando todo el mundo había terminado, a mi todavía me quedaban muchas ganas de llorar y las personas todavía permanecían allí para acompañarme. Aunque comencé mi duelo tarde nunca me sentí incómoda con los que me rodeaban. Es natural que las personas que te rodean empiecen a lloran cuando tú lo haces. Sabemos que cuando sientes pena no es personal, es de todo el grupo. Experimentamos una sensación colectiva, para que una persona no tenga que soportar todo el peso del sufrimiento.

Muchos años después, mientras vivía en Estados Unidos, tuve una crisis de relación. Sentí que me moría. Me di cuenta que me sentí sola en mi pena, mi alma, corazón y mente continuamente colisionaban. No encontraba una explicación intelectual a mi sufrimiento. Encontré mucho alivio en diversas comunidades de aquí y cuando llegué a casa todo el mundo me acompañó en la aflicción y, de repente, me sentí más ligera.

Hay un precio para no expresar la tristeza. Imaginémonos si nunca laváramos la ropa ni nos ducháramos. Las toxinas que el cuerpo produce sólo en el día a día acabarían siendo realmente apestosas. Esto es lo que ocurre con las toxinas emocionales y espirituales. Lo que debemos recordar es que cuanto más aumentan estas toxinas, más tendemos a culpar o lastimar a los que nos rodean. Nadie ataca a otro con alegría: cuando alguien lastima o ataca a otro es porque está demasiado herido o afligido.

Puede haber tanta tristeza que crecemos adormecidos por las emociones ignoradas y soterradas que llevamos en nuestros cuerpos. El dolor y el daño inexpresado hieren a nuestras almas y pueden vincularse directamente a nuestro sentimiento general de sequía espiritual y confusión emocional, por no mencionar las muchas enfermedades que experimentamos en nuestras vidas. Muchos sufren condiciones médicas que están relacionadas con el dolor. Llorar, ya sea en privado o en comunidad, tiene muchos beneficios para la salud demostrados científicamente, desde el descenso de la presión arterial y los riesgos de ataques cardíacos al simple hecho de tener una mejor calidad de vida.

Necesitamos empezar a ver la pena y el duelo no como una entidad ajena y ni como a un enemigo al que debemos expulsar o enjaular, sino como un proceso natural. También debemos entender que está muy bien que alguien exprese su tristeza.

En el mundo de hoy, la mayoría de nosotros acarreamos penas que ni sabemos. Hemos sido educados desde muy pequeños para no sentir. En Occidente, a menudo nos enseñan que ser niños y niñas buenas pasa por la resignación y el silencio. Las consecuencias son que incluso con tus amigos más íntimos y de confianza puedes sentirte como un lastre. Llorando delante de los demás con demasiada frecuencia es un fruto prohibido. Aprendemos a compartimentar nuestra pena porque expresándola en un lugar inapropiado sólo generará más sufrimiento. Nos enseñan que las personas que están más cercanas de nosotros no tienen forma de acompañarnos cuando nos derrumbamos.

Aún nacemos sabiendo perfectamente cómo llorar. Lloramos naturalmente para sentirnos mejor y encontrar alivio. Si existe una forma para que todos lloremos abiertamente, creo que también disminuirá la culpa y la vergüenza que se da en muchas culturas. Cuando estás en presencia de alguien que sufre, ya no ves su color, es un lenguaje universal. Todos sufrimos. No hay necesidad de culpar a otros. La culpa y la vergüenza provienen de esta incapacidad para expresar nuestra tristeza adecuadamente. ¿Cómo podemos pretender ser felices, pacíficos y amorosos con tanto dolor y tristeza?

Creo que el futuro de nuestro mundo depende mucho de la manera en que gestionamos nuestro dolor y nuestra pena. Las expresiones positivas de nuestro dolor son terapéuticas. Sin embargo, la falta de expresión de nuestra pena o su incorrecta gestión se encuentra en la raíz de la infelicidad general y de la depresión, algo que también provoca guerra y crímenes.

Hay cosas que podemos hacer en la sociedad para ayudar a sanar. Podemos empezar por aceptar nuestra propia tristeza y el sufrimiento del otro. Podemos tener salas de duelo en los espacios públicos donde la gente pueda ir a llorar. He visto que esto ya sucede en diferentes comunidades de Estados Unidos y trabajó para ellos. Las iglesias y demás sitios de culto pueden tener habitaciones para personas que necesiten llorar. Uno de mis sueños es convertir lugares donde han ocurrido horribles y grandes crímenes en santuarios de duelo donde la gente pueda ir a llorar. Me imagino el Memorial Day no como un día de fiesta y barbacoa, sino como un día para permitirnos afrontar nuestras fricciones diarias, las pérdidas y el dolor como comunidad.

Llorar en comunidad ofrece algo que no podemos conseguir cuando lloramos solos. A través de la validación, el reconocimiento y los testigos, el lamento comunal nos permite experimentar un nivel de sanación profundo y liberador. Cada uno de nosotros tiene un derecho humano básico al amor, la felicidad y la libertad genuinas.

*Sobonfu Somé es una de las principales voces en la espiritualidad africana. Recorre el mundo con la misión de sanar, compartir la rica vida espiritual y la cultura de su tierra natal, Burkina Faso. Autora de los libros ‘The Spirit of Intimacy’, ‘Women’s Wisdom from the Heart of Africa’ y ‘Falling Out of Grace’, el mensaje de Sobonfu sobre la importancia del aspecto ritual, comunitario y espiritual en nuestras vidas con un poder y una verdad intuitivos ha hecho que Alice Walker afirmara: «Puede ayudarnos a reunir tantas cosas despedazadas en nuestro mundo occidental moderno.» Es fundadora de Wisdom Spring, Inc. una organización dedicada a la conservación y la difusión de la sabiduría indígena.

Web personal: www.sobonfu.com

Traducción de Africaneando.

Texto extraído del numero 9 de la Revista «Africaneando» 

Para descargar y/o leer en formato Pdf seguir este link


Perséfone Abandona El Inframundo : Llega La Primavera

HADES Y PERSÉFONE: y Eros ataca a La Muerte

La historia de Hades es, tal vez, el único ejemplo de monogamia entre los Olímpicos. El dios es hermano de Zeus y tío de Perséfone por ambas partes, ya que Deméter y Zeus son los padres de la joven. Hades es hijo de Cronos y Rea y, como sus hermanos, fue tragado y vomitado por su padre. Después de La Guerra de los Titanes, cuando Zeus y sus hermanos pasaron a gobernar el cosmos, a Él le corresponde el mundo subterráneo. Los Cíclopes le fabrican un casco que lo volvía invisible y que solía prestar a otras divinidades. Así reina sobre los muertos, no permitiendo a sus súbditos volver a la tierra en ninguna caso, y raramente interviene en las leyendas. El motivo es que Hades apenas era nombrado, ya que al hacerlo se temía molestarlo y suscitar su ira. Por lo tanto se lo mencionaba con eufemismos. Perséfone era una joven que crecía un tanto indiferente al mundo entre sus hermanas y las ninfas.

Hades, enamorado e invisible, la contemplaba, la espiaba, invisible durante todo el tiempo. El dios se decidió a pedir ayuda a Zeus para raptar, cuando no, a la joven. Es así como un día en que Perséfone se encontraba juntando narcisos entre sus amigas -como sabemos espectáculo irresistible para los dioses-,en el preciso instante en que la joven se aprestaba a tomar una flor, la tierra se abrió y emergió el negro carro de Hades. Perséfone, entonces, fue raptada. Durante un breve instante la mirada de la joven se encontró con la mirada negra, brillante, fuerte y enamorada del dios de los muertos. Cuando Hades la subió a su carro se escuchó el alarido, y no se pudo saber jamás si Perséfone gritó de terror o fue una exclamación de asombro y reconocimiento, de aceptación al amado. Virgilio nos cuenta que Perséfone sentía el “funesto deseo” de ser raptada por el Dios, y se ligó en un pacto de amor. Se mostró y entregó a Hades porque reconoció pertenecerle. De esta manera pasó el umbral de los vivos. En otras palabras, se sintió la más feliz de las mujeres cuando Hades la subió a su carro.

Una mujer viva pasaría a ser la Reina de los muertos, esposa de un Dios enamorado. En tanto Zeus siempre suele abandonar a sus amantes, Hades, por el contrario, desposó a Perséfone. Eros ha hecho su ingreso triunfal al mundo de los muertos. El inframundo ya no será el mismo. Afrodita cumplió su cometido.

Quien no creyó mucho esta teoría del pacto de amor fue su madre Deméter. En ese mismo momento comenzó para ella la peregrinación en búsqueda de su hija. Deméter había escuchado el grito, para ella un lamento de terror: Perséfone pidió ayuda… Por lo menos eso creyó la madre.

Durante nueve días con sus noches sin comer, ni beber, ni cambiarse, la diosa va errante por el mundo con una antorcha en la mano buscando a su hija que no esta en ninguna parte… y que nadie sabe de ella.

Únicamente Helios, que todo lo ve, puede informarle lo ocurrido. Fue a su encuentro y, enterada del secuestro, Deméter decidió no volver al Olimpo, abdicó de sus funciones divinas y se convierte en una diosa en “huelga”.

Y se retiró a morar en la tierra en donde cumple diversas funciones como nodriza. Este voluntario destierro de la morada divina trajo todas las desgracias de la esterilidad del suelo. Deméter se vengó de todos. Y a todos, y sobre todo a los dioses que no la ayudan, los privó del gratificante humo de los sacrificios.

Pero también por esta actitud ocurrió algo mucho más grave que la desaparición de la raza humana por inanición: se desequilibró el orden del Cosmos.

La situación se vuelve insostenible. Y Zeus, ante el caos, ordenó a su hermano Hades que devolviera a la joven. Pero ya era demasiado tarde…

Deméter había decidido terminar con todo lo viviente… Y los inmortales, sin hombres que los honraran ni adoraran, no tenían ya razón de ser…

Ante lo extremo de la situación, Zeus envió a Hermes a pedir a Hades la restitución de Perséfone. Pero esto no era ya posible. La condición para salir del Hades es mantener el ayuno, no tomar alimentos del lugar. No sabemos si por ignorancia oporque así lo quiso la joven -lo que es altamente probable-, el caso fue que ya lo había hecho de la siguiente manera: Hades, bajo esa posibilidad, no opuso reparos a la visita de su esposa a su madre Deméter. Paseando por los jardines subterráneos ante la inminente partida ofrecióa Perséfone -quien como vemos no tiene por costumbre hacerse rogar- una granada cultivada en sus jardines.

Según los poetas, los mejores cronistas de la época, Perséfone amaba a Hades, y la prueba de ello es que, cuando se produjo la llegada a la morada subterránea, encontró en el lecho del dios a una muchacha. Se trataba de la ninfa Minte. Y donde hay una ninfa, como siempre decimos, hay seducción. Así, al igual que su hermano Zeus, parece ser que Hades se entendía muy bien con las ninfas. Perséfone, recién llegada, arrancó a Minte del lecho y la arrastró hacia la luz hasta llegar a las arenas de Pilos. Allí comenzó a pisotearla con furia,quería molerla con sus pies… Mientras que el cuerpo de Minte iba siendo destruido por la furia de la nueva reina del Hades, un olor extraño, agradable y balsámico se desprendía de él. Era la menta silvestre que, a partir de entonces, crece sobre las colinas mirando el mar.

Zeus decidió entonces resolver el problema por medio de una transacción. Perséfone estará con Hades la mitad del año y la otra mitad con su madre, y Deméter deberá volver al Olimpo a cumplir con sus obligaciones divinas.

Cada primavera la reina del Hades sube al Olimpo para pasarla con su madre, justo en el mismo instante en el que los primeros tallos comienzan a reverdecer. Para volver con su esposo en el tiempo de la siembra. Durante todo el tiempo que Deméter y su hija permanecen separadas, la tierra permanece estéril…

Decidido esto y aceptado por todas las partes, Hades prepara el carruaje para que la joven marche a saludar a su madre.

Cuentan los testigos de los acontecimientos que cuando Deméter, después de estar con Perséfone, se alejó hacia el Olimpo para retomar sus funciones divinas, con el peplo turquesa ondeando al viento, “ la cebada vuelve a aparecer, los surcos áridos se colman de tierra fértil, mientras las hojas y las flores se ofrecían de nuevo al sol. Como si nada hubiera ocurrido y la naturaleza estuviera saliendo lentamente de un largo sueño”.


8 Infinito

leminiscata_infinito-19 (1)

Una «m» (de musa) es un «3» en vertical.

Un «3» es un «8» partido por la mitad en vertical.

Un «8» es el símbolo del infinito (nuestro símbolo) en vertical.

Eres un 8 que se arrastra …  Me imagino tu sonrisa y entonces te quiero


El Infierno Verde

«… Luvina es un lugar muy triste… Yo diría que es el lugar donde anida la tristeza. Donde no se conoce la sonrisa, como si a toda la gente se le hubiera entablado la cara. Y usted, si quiere, puede ver esa tristeza a la hora que quiera. El aire que allí sopla la resuelve, pero no se la lleva nunca. Está allí como si allí hubiera nacido. Y hasta se puede probar y sentir, porque está siempre encima de uno, apretada contra uno, y porque es oprimente como una gran cataplasma sobre la viva carne del corazón…»
(Juan Rulfo)

Cuando Dante bajó al Infierno en compañia de Virgilio se sorprendió de que en el circulo de los envidiosos no hubiera nigún demonio vigilando las calderas donde en permanente ebullición aquellas desgraciadas ánimas purgaban sus pecados de envidia durante su vida. Preguntó Dante a Virgilio cual era la razón por la que aquella sala se encontraba sin vigilancia y éste le contestó diciéndole que era innecesaria puesto que si habia algun condenado que intentara escapar de su caldera inmediatamente iba a ser delatado por los demás que incluso impedirían por su propia mano que ninguno escapara de su tormento eterno.

Por algo habían sido condenados por ser envidiosos.

Un envidioso es alguien que ni hace ni deja hacer pues no puede permitir que haya alguien que tenga mejores oportunidades o mejor suerte, ellos -los envidiosos- sufren si ven disfrutar a alguien, se enferman si alguien les demuestra que las cosas pueden hacerse de otra manera, en este caso mejor.

Los envidiosos nunca dejarian escapar a alguien de una caldera. Cuando una persona se obsesiona y deja de vivir por estar pendiente de tu vida o en este caso en la vida de su adversario, de su entorno, siente agobio por cada uno de sus triunfos… Aparte de mostrar signos graves de inferioridad, te muestra que estas tratando con una persona emocionalmente enferma.

Es un sentimiento que nunca produce nada positivo en el que lo padece sino una insalvable amargura. Detrás de una persona envidiosa, hay un tremendo sentimiento de inhabilidad o inferioridad (donde se percibe que el otro es mejor que yo, algo no necesariamente real), mezclado con un pobre o débil sentido de identidad personal, y un sentimiento de insatisfacción e infelicidad por no conseguir aquello que se quiere.

Así como su pasión es la envidia su fijación es la melancolía. Tienen una autoimagen pobre, se concentran excesivamente  en el sufrimiento, tienen necesidad de conmover, alta emocionalidad, acusado masoquismo, son muy dependendientes,  con un fuerte superego y una arrogancia altamente competitiva. El deseo de castigarse a sí mismos y a los demás es fuerte y decidido. A la vez son refinados y sensibles, teniendo marcados  intereses artísticos gracias a los cuales les resulta fácil encontrar salidas creativas que les permiten expresar su intensa vida interna. Pueden estar llenos de lamento y nostalgia, exigiendo reconocimiento a la vez que rechazan todo lo bueno que reciben de sus amistades. Podrían también crecer competitivos y rencorosos, incapaces para disfrutar sus propios éxitos sin desligarse de los logros ajenos. Detestan la ordinariez y su deseo es sentirse especiales.

Cuando la envidia sana, las personas con este estilo trabajan para transmutar el dolor de la vida en algo relevante a través del trabajo creativo en todas sus expresiones. Muy imaginativos en lo que respecta a la expresión personal y universal es posible que esta creatividad se manifieste en una obra de arte. A nivel personal se vuelven regeneradores y autorenovadores. Tienen una cualidad autocreativa capaz de transformar sus experiencias en algo valioso, son los grandes creadores y creativos del Universo.

Envidiosos famosos :

Billy Holiday · John Malkovich · Tennessee Williams · Winona Rider · Nick Nolte · Michael Jackson · Antonio Salieri · Prince · Maria Callas · Janis Joplin · Sylvia Plath · Virginia Woolf · Vincent Van Gogh · Leonard Cohen · Isadora Duncan · Johnny Depp · Yukio Mishima · Frida Kahlo · Joaquín Sabina · Denis Rodman · Nicolas Cage · Marcel Proust · Oscar Wilde · Laura Pausini · Suzanne Vega · William Shakespeare · Blanche Dubois · El Patito Feo


Mi Madre

Mi madre

por Amy Tan

Las palabras más odiosas que he dicho en mi vida a otro ser humano se las dije a mi madre. Yo tenía dieciséis años. Surgieron de la tormenta de mi pecho y las dejé caer con furia de granizo:

—Te odio, ojalá estuviera muerta.

Esperé que se desplomase, golpeada por mis palabras crueles, pero siguió de pie, erguida, con la barbilla alzada y los labios estirados en una sonrisa de loca.

—Muy bien, a lo mejor me muero yo —dijo—. Entonces ya no seré tu madre.

Teníamos muchas conversaciones parecidas. A veces intentaba matarse de verdad, arrojándose a la calzada, sosteniendo un cuchillo contra la garganta. Ella también tenía tormentas en el pecho. Y lo que me lanzaba era tan rápido y mortal como un rayo.

Después de nuestras discusiones se pasaba días sin hablarme. Me atormentaba, hacía como si no sintiera nada en absoluto por mí. Para ella yo estaba perdida, y por eso perdí una batalla tras otra, las perdí todas: las veces que me criticó, que me humilló delante de otros, que me prohibió hacer esto o aquello sin escuchar ni una sola buena razón de que debería ser al contrario. Me juré que nunca olvidaría esas injusticias. Las guardaría, endurecería mi corazón, me volvería tan impenetrable como ella.

Recuerdo esto ahora porque también recuerdo otra ocasión, hace apenas un par de años. Yo tenía 47 años, ya era una persona distinta, me había convertido en una escritora, en alguien que usa la memoria y la imaginación. Y precisamente estaba escribiendo una historia sobre una niña y su madre cuando sonó el teléfono.

Era mi madre, lo que me sorprendió. ¿La había ayudado alguien a llamar? Hacía tres años que el Alzheimer le estaba afectando a la cabeza. Al principio olvidaba cerrar la puerta con llave, después olvidó dónde vivía. Olvidó quiénes eran las personas y lo que habían significado para ella. Últimamente era incapaz de recordar muchas de sus penas y preocupaciones.

—Amy —dijo, y empezó a hablarme deprisa en chino—. Me pasa algo en la cabeza. Creo que me estoy volviendo loca.

Contuve el aliento. Normalmente apenas podía decir más de dos palabras seguidas.

—No te preocupes —empecé a decir.

—Es verdad —prosiguió—. Tengo la sensación de que no puedo acordarme de muchas cosas. No me acuerdo de lo que hice ayer. No me acuerdo de lo que pasó hace mucho tiempo, de lo que te hice…

Hablaba como alguien que se estuviera ahogando y hubiera conseguido sacar la cabeza del agua a fuerza de voluntad de vivir, y viera lo lejos que ya la había arrastrado el agua, lo imposiblemente lejos que estaba de la orilla.

—Sé que hice algo para hacerte daño —dijo frenéticamente.

—No —dije yo—. En serio, no te preocupes.

—Hice cosas terribles. Pero ahora no me acuerdo de qué. Y sólo quiero decirte… —Espero que puedas olvidar igual que he olvidado yo.

Intenté reír para que no se diera cuenta de que se me quebraba la voz.

—En serio, no te preocupes.

—Vale, sólo quería que lo supieras.

Después de colgar, lloré de felicidad y también de tristeza. Volvía a tener dieciséis años, pero la tormenta había desaparecido de mi pecho.

Mi madre murió seis meses después. Pero me había dejado las mejores palabras para curar, abiertas y eternas como un cielo azul despejado. Juntas, supimos en el fondo de nuestro corazón lo que debíamos recordar, lo que podemos olvidar.

Traducción de Berna Wang.

Publicado originalmente en The New Yorker, en diciembre del 2001


Lo Que No Se Dice

 

Yandé Coudou Sène & Youssou N’Dour «Lees Waxul (Lo que no se dice)

Estate alerta a lo que ves en la televisión y en el cine

Y presta atención a lo que lees o escuchas

No creas todo ingenuamente

No tome todo al pie de la letra

No sigas inconscientemente cada movimiento

Y cada salto y cada giro de  la  historia que tienes delante

Muchas cosas quedan sin decir

Involucraté

Muchas cosas quedan sin decir

Preste atención a lo que no se dice

Descúbrelo por tí mismo

Las cosas que permanecen bajo la superficie

Lo que lees en los libros

Todo lo que estudias y aprendes

No te dan  una visión completa

Recuerda

Nuestros abuelos eran sabios

Pero ahora eso no se valora mucho

Presta atención a lo que no se dice

Gracias

Voy a leer entre líneas

Voy a  buscar significados en los espacios entre palabras

No sigas cada movimiento

Cada salto y cada giro.

Yandé  Codou Sène «La voz del cielo en la tierra» .

Tenía 78 años. Ella era la Griot favorita del  presidente Léopold Sédar Senghor, quien le otorgó el raro privilegio de interrumpir sus discursos para cantar sus alabanzas. Yande Codou Sene, majestuosa Diva de impecables turbantes  y gafas oscuras, falleció en su Gandiaye natal en Senegal.

Yandé  murió el jueves  16 de julio, después de pasar varias semanas en un hospital de Dakar, donde incluso su salud parecía  mejorar. Como su querido  «Leo, pequeño en tamaño pero grande en espíritu», Yandé Codou Sène pertenecía a  étnia Serere, pescadores y  agricultores llegados desde la costa atlántica del Sahara.

Habíamos oído ya la primera vez, su voz ronca vehemente en «Hyènes» película de Djibril Diop Mambéty, donde la banda sonora fue compuesta por el músico contemporaneo senegalés Wasis Diop .

Youssou N’Dour es también un vehemente fan de la Diva. Youssou trabajó con ella en su álbum lanzado en 1995. Su  título «Gainde» , el león, está tomado de uno de los más tradicionales temas del repertorio tradicional senegalés : «El león no está satisfecho de tener sólo  hierba para comer». El cantante de Dakar entona  sublimes duos con la inigualable voz de su  adorada diva , las polifonías tradicionales quedan en en un primer plano aderezadas con un laberinto de modulaciones que por momentos dialogan entre si , en ocasiones con el apoyo de una guitarra discreta y al fondo una maraña de sofisticados y delicados tambores . Como en  todas las ceremonias  Mandingas, los dos vocalistas se celebran el uno al otro ofreciéndose mutuamente alabanzas de agradecimiento.

Se puede medir el aura y el poder de la Gran Dama en dos documentales: «Yande Codou Sene, Diva Serere» de Laurence Gavron y «Yande Codou Sene, la griot de Senghor» de  Angele Diabang Brener.

Mi pequeño homenaje a Yandé

La voz del cielo en la tierra

Que la tierra no te pese

Y que tu alma descanse en Paz.

 


Abotargamiento Funcional

Es pretencioso y es super txulo…nos gustamos a nosotros mismos y nos importa gustar a los demas, incluso a veces nos convertimos en artífices de nuestra propio disfraz de subnormales absolutos…y donde está la medida…es raro, todo es muy raro y de verdad ke no me llega la neurona para mas, quizas en el reparto de saquitos de neuronas llegue tarde, pero al reparto de saquitos de ira llegué la primera, a veces simplemente me kedo agotada de mi misma, vivo como sin vivir en mi, pero es la rabia la ke enkuentra el motivo la justificación el impulso… aunque a veces es la desidia, ke me dejo como morir en la inercia de mis dias… flotinindespeis… otras veces es la razon ke taladra las neuronas ke no tengo …. y otras es el instinto…. El depredador… el cerebro reptiliano…. husmeando…. ¿Cual de ellos es mi motorcito…esa luz interior que todo el mundo conoce pero nadie a visto….? y se te iluminan las visceras? lo ke taorras en iberdrola….lámpara pancreas, servicio a domicilio, precios especiales a grupos…. o será esa famosa bombilla que se ilumina en el cerebro de los dibujos animaus.. va a ser esa… pk normalmente io no fumo «ganja», pero dos caladitas al año no hacen daño, io ke soi la reina absoluta del mas puro nervio, io ke mi segundo nombre es ansiedad, y ahora mismo eskribo kon los ojos cerrados y la boca abierta, agustito kestoi, se me cruza como un pensamiento desos ke ya vivian en el sako del olvido, y pienso… uffffff ke pereza, maaaadre…. Ponerme a sentir ahora… ufffff….. con lo bien kesta mi corazon asi arrugaito como una pasa, sequito, sequito…. super integrado en nuestra dinamika “abotargamiento funcional…. funcional”… loeskrito dos veces… es la marihuana ke ya mesta subiendo… es komo en las pelis ke dicen…: “ke viaje tio”… Adonde iran exactamente ke debe ser un sitio guay pero totalmente desconocido para mi?…. Donde se saka el billete? Hay solo de ida? O en su defecto se puede contratar el viaje con incidente mortal incluido pa no tener ke volver…? Y si quieres volver y no puedes…? ¿Alguien conoce alguno ke haya ido?

P.D no se donde van pero si se lo ke experimentan (palabras textuales) : Nosotros experimentamos las vibraciones del arbusto ardiente como un eufórico y místico sacramento, capaz de iluminar y aliviar la crucial realidad de alienación social y vil pobreza» (aqui).

…..esto es fumar en condiciones y no la mierda de porro que io mefumao…..


Amor Verdadero

Cuando se practica la bondad, se experimenta una gran cantidad de espacio. Este espacio es el entorno en el que la alegría puede nacer en ti. La verdadera felicidad y la verdadera alegría no será posible si no hay suficiente espacio dentro de tu corazón. Tenemos espacio para todas las personas y tenemos espacio para todas las cosas.  Nuestra mente ha llegado a ser ilimitada.

Los cuatro inconmesurables.

* Maitri – Bondad incondicional o benevolencia.  Se traduce por bondad,  primer elemento del amor verdadero. Capacidad de dar alegría y felicidad a la persona que amas. Aprender a observar a quién amamos porque si no la comprendemos no la podremos amar. La comprensión es la esencia del amor. Dedicar tiempo a estar presente y atento y observar profundamente. A eso se le llama comprensión.

Karuna – Compasión.  Se traduce como la compasión, la capacidad de aliviar y transformar el sufrimiento. Este es el segundo elemento del verdadero amor. Deseo y capacidad de aliviar el sufrimiento de otra persona. Para conocer la naturaleza de su sufrimiento y ayudarla a cambiar, también hay que observarla profundamente. Para eso es necesaria la meditación. Meditar es observar a fondo la esencia de las cosas.

Mudita – Alegría. Es el tercer elemento del amor verdadero. Si en el amor no hay alegría, no se trata de verdadero amor. Si estamos sufriendo y llorando todo el tiempo o si se hace llorar a la persona que amamos, eso significa que no se trata de un verdadero amor, incluso puede llegar a ser lo opuesto a él. Si en la relación de pareja no hay alegría, seguro que no es un verdadero amor.

Upeksa – Ecuanimidad . Es el cuarto elemento del verdadero amor y significa ecuanimidad  o no discriminación. Puede entenderse como  libertad. El verdadero amor hace alcanzar la libertad. Cuando se ama de verdad se le da al otro una absoluta libertad. Si no es así, no se trata de un verdadero amor. El otro debe sentirse libre, no solo por fuera, sino también por dentro.

La emoción perfecta.

Nos equivocamos al pensar que el amor tiene que ser doloroso, dificil, abrasador, dramático.

Si alguien te quiere te hace el bien, intenta y lucha por hacerte feliz, eso no significa que no vaya a hacerte daño, que te lo hará, el problema es que va a hacer  con el dolor que te causa, arreglarlo, ignorarlo, darle la vuelta y culparte a tí, deshacerse de su responsabilidad…. Estamos demasiado habituados a relacionar el amor con el romance y/o  la pasión y el amor verdadero nace fundamentalmente de la comunicación, el amor que nos han enseñado es falso, venenoso, estúpido, dificil, vacío y muy muy doloroso.

¿Porqué es tan dificil entender que aquel que te quiere quiere tu felicidad y tu alegría?

Empezando desde la propia familia es fundamental asumir que la falta de amor es el dolor mas grave que nos va a tocar asumir porque si no lo asumimos jamás seremos capaces de entender el amor y darnos la oportunidad de poder amar y ser amados y es importante seguir insistiendo cada día que AQUEL QUE TE QUIERE TE DA AMOR , si aquel que te quiere te da sufrimiento es él el que tiene un grave problema con respecto al concepto de amor que le ha tocado aprender. Y posiblemente no tenga ningun interés en cambiar su concepto por la ley de la ganancia emocional y/o la gratificación narcisista que obtiene a cambio, ya que comportándose como lo hace obtiene exactamente lo que quiere y es que la desgraciada seas tu y que como eres una desgraciada, no te quede otra opción que admirarle hasta el delirio. Otra cosa es el sexo que eso ya viene mucho mucho después, si buscamos relaciones esporádicas no las mezclemos con el amor porque eso NUNCA funciona.

Coje una caja y llénala de sentimientos positivos, solidaridad, desprendimiento, perdon, arrepentimiento, fé , amistad, esperanza, y cada día repásalos todos, léelos, apréndetelos, enséñale a tu alma y a tu conciencia que sí que hay una oportunidad para ti, que te mereces una vida mejor.

Tendemos a proyectar en los demás nuestras más oscuras miserias, no nos abandonan ni nos odian ni nos ignoran ni nos traicionan sino que nos sentimos abandonados, odiados, ignorados y traicionados,  independientemente de la intención de quien nos hiere por eso es importante la comunicación desde ese punto donde tomamos conciencia que como las acciones del otro nos afectan. Conectando con el dolor, que jode que no veas pero que es la unica manera de comunicarse sanamente. Si tu le explica a esa persona  que su actitud te hace daño, solo hay una repuesta posible si de verdad le importan tus sentimientos: «No es mi intención hacerte daño, lo siento, arreglemos esto juntos»

No te devolverá la pelota diciendo Tu estás loca, Tu ya me estás dando problemas, Tu eres muy complicada, Tu no sabes ni lo que quieres… su respuesta será: «Yo no tenia ni idea, YO no tengo intención de hacerte daño, Yo quiero arreglarlo, Yo lo siento si mi actitud te hace mal, YO (a mi) me importan tus sentimientos».

El amor es la preocupación activa por la vida y el crecimiento de lo que amamos. Cuando falta tal preocupación activa, no hay amor. La esencia del amor es trabajar por algo y hacerlo crecer. El amor y el trabajo son inseparables. Se ama aquello por lo que se trabaja, y se trabaja por lo que se ama. El cuidado y la preocupación implican otro aspecto del amor: el de la responsabilidad.  Tal responsabilidad en el amor entre adultos significa preocuparse de las necesidades síquicas de la otra persona. La persona que ama responde. (Erich Fromm)

Yo Soy Puta y Mi Coño Lo Disfruta


Los 100 Principios De Atracción

Del libro “¿Por qué los hombres aman a las cabronas?”

En Descarga Directa en formato ePub Aqui


Asi se hace una Revolución

Las Otras Miradas Del Amor. (El Amor, Sus Modos Y Ni Modos III)

La carta que el Subcomandante Marcos escribió para que Elías Contreras le entregara, como si propia fuera, a La Magdalena.

Magdalena:

Te vi de madrugada.  Escondida o encerrada estabas en una torre de calendarios y geografías absurdas que me decían que no era bienvenido.  Pero, apenas un momento, y te asomaste entera, hermosa y desnuda de prejuicios, luchando a favor de este nadie que soy y rescatándome de una noche ajena.  Yo me quedé temblando, aún lo estoy.  Deslumbrado todavía, en los pasos que siguieron y dimos juntos, lo que antes entró por la mirada, suavemente se llegó a mi pecho por camino desconocido.

Te vi, y yo pensé que eso me bastaría, que tu imagen sería suficiente para tomar fuerza y alejarme para que, cuando el tiempo pidiera cuentas, el saldo fuera apenas un recuerdo de la tormenta que por cabellos llevas, el collar de besos que imaginé para tu cuello.  Pero no, no fue suficiente.  Necesito colgarte cien suspiros al oído y recorrer tu geografía con mis labios.  Y necesito que mis manos se dibujen en tu cintura y tus caderas, que mi sed encuentre alivio entre tus piernas, que renazcan mis dedos sobre tus senos, que tu boca me diga lo que no me dirán tus palabras, que mi piel más sombra sea en la luz de la tuya.

Ya nada basta.  No basta con que sueñe que te tomo por la cintura, que te acerco a mí y que a tu cuello llega mi aliento, que dudan mis manos entre uno y otro pecho, que me restriego a tus caderas y que tu humedad me guía.  No basta con pensar que tu tormenta me estalla en la cara, ni que me piense y te piense conmigo dentro, con el deseo montado en piernas y caderas, corriendo a ninguna parte, atento al gesto que en gemidos dibujas.  No basta imaginar que me tienes, que me enseñas a encontrarte, que me haces hacerte, que te dibujas entre mis brazos, que tiemblas y me tiemblas.  No basta que reconstruya en la mente lo que tal vez no pasará nunca: el quitarte la ropa y los miedos, el desnudarte las ganas, el abrirte por el vértice sombreado, todo deseo, todo misterio, el entrarte hasta el sitio que anule por fin toda razón y que sólo la carne mande.  No basta que trate de distraerme detrás de las palabras que arrojas, fallidas puertas de salida, ventanas que no invitan a asomarse siquiera, paredes cerradas.

He tratado de tomar distancia, de hacer complicadas cuentas de días, kilómetros, horas, calles frías, laberintos, olvidos.  Consulté mapas que confirman que el tuyo es otro mundo.  Ha sido inútil.  Esta mañana, por ejemplo, me he hecho el firme propósito de tomar distancia, anteponer un montón de razones para irme ya alejando y decir adiós sin palabras, que siempre es el adiós más difícil, el más artero.  Pero apenas te he visto y he olvidado hasta la hora.  Bastó que desde lo lejos intuyera una tormenta, para que botara propósitos y razones, para que el corazón y las ganas se desbocaran, y para que un cuello suspirado me robara todo el aliento.

Magdalena, yo sólo quería decirte que me gustas y que quería acercarme a ti.   Pero acercarme como un hombre se acerca a una mujer que le gusta.  Algo así como tomarte de la cintura y acercar tus pechos al mío, acercarme a tu cuello, decirte algo tierno y dulce al oído, mordisquear las manzanas de tus mejillas y llegar a tus labios con un beso, imaginarte un jadeo si mis manos te rehicieran los senos, intuirte un sueño si mi abrazo te tomara prisionera la cintura, soñarte soñando conmigo dentro y dentro mío.  ¿Hago mal en desearte, en que mi piel quiera tocarse en la tuya, en buscarte para encontrarte como se encuentran un hombre y una mujer que se gustan, es decir, desnudos y sedientos?  ¿Hago mal en decirlo o en hablarlo con silencios?

Yo lo que quiero es encontrarte para invitarte a perderte conmigo, Magdalena, que la piel le hable a la piel el deseo que callan las palabras y que el silencio habla…  Espero entonces, tu silencio y tu palabra.

Vale.  Salud y que en la tormenta de la noche los cuerpos sean la barca.

Elías Contreras.

Mas joyas verbales y licencias poeticas de como se hace una REVOLUCIÓN con mayúsculas aqui

 


Imagen

Laberinto de Pasiones

Hay que transitar el laberinto con devoción.

Todas los giros y retrocesos del laberinto te ayudan a poner tus tiempos de apatia, de turbulencia y de paz. Pero pronto descubrirás que los viejos modelos recurrentes, espirales y giros te ponen a prueba. Pueden hacerte creer que estás perdiendo terreno y que estás retrocediendo. Las vueltas y giros del camino no son una forma de hacerlo aún más difícil, sino una forma compasiva y sabia de desatar los nudos de tu corazón.

El laberinto te muestra la sabiduría de no tratar de medir tu progreso: precisamente debido a que el camino no es lineal ni mental, sino cíclico y espiritual. Similar a las vueltas de un arroyo. Lo único que importa es la confianza de saber que estás en el camino. El sendero que te conduce al centro, es un sendero angosto pero te conducirá a la fuente de la vida. La vida es eterna al igual que su fuente. Solo tienes que permanecer en el camino. Si tratas de engañar y saltar desde donde estás a donde quisieras estar sin transitar esa porción del camino, te perderás y quedarás confundido/a. Pero podrás comenzar de nuevo en cualquier momento. La compasión se experimenta más directamente en la permanencia en el camino y en el significado del camino que habrás transitado y que descubrirás, finalmente, en el centro. Simplemente no deberás detenerte y continuar siempre hacia delante.

Cualquiera que busque encontrará.

“El que sólo busca la salida no entiende el laberinto,
y, aunque la encuentre, saldrá sin haberlo entendido”


El hilo de Ariadna

«Toma este ovillo de hilo y cuando entres en el Laberinto ata el extremo del hilo a la entrada y ve deshaciendo el ovillo poco a poco. Así tendrás una guía que te permitirá encontrar la salida”.

Teseo y Ariadna o como perder a tu mujer gracias a tu ego insoportable.

Teseo abandonó a Ariadna y esta se casa con Dionisios al que detestaba por no ser Teseo.

Nunca más volvió a tener otra idea memorable como la del hilo, es lo que tiene el desamor que te deja muerta en vida.

Lamento de Ariadna

¿Quién me calienta, quién me ama todavía?
¡Dadme manos ardientes!
¡dadme un brasero para el corazón!
Tendida en la tierra, estremeciéndome,
como una medio muerta a quien se le calienta los pies,
agitada, ay, por fiebres desconocidas,
temblando ante glaciales flechas agudas de escalofrío,
cazada por ti, ¡pensamiento!
¡Innombrable! ¡Encubierto! ¡Aterrador!
¿Tú, cazador entre las nubes!
¡Fulminada a tierra por ti,
ojo sarcástico que me mira desde lo oscuro!
Así yazgo,
me doblo, me retuerzo, atormentada
por todos los martirios eternos,
herida,
por ti, el más cruel cazador,
tu desconocido, dios…

¡Hiere más hondo!
¡Hiere de nuevo!
¡Pica, repica en este corazón!
¿A que viene este martirio
con flechas de dientes romos?
¿Qué miras otra vez
sin cansarte del tormento humano
con malévolos ojos de rayos divinos?
¿No quieres matar,
sólo martirizar, martirizar?
¡Para qué martirizarme a mí,
malévolo dios desconocido?

¡Ah, ah!
¿Te acercas sinuoso
en semejante medianoche?…
¿Qué quieres?
¡Habla!
Me estrechas, me oprimes,
¡ah, ya demasiado cerca!
Me oyes respirar,
acechas mi corazón,
¡celoso!
-¿pero celoso de que?-
¡Fuera, fuera!
¿para qué la escala?
¿quieres subir
adentro, hasta el corazón,
subir hasta mis más
secretos pensamientos?
¡Impúdico! ¡Desconocido! ¡Ladrón!
¿Qué quieres sacar robando?
¿Qué quieres sacar escuchando?
¿Qué quieres sacar atormentando?
¡tú, atormentador!
¡tú, dios verdugo!
¿O como el perro debo
refregarme contra el suelo ante ti?
¿Sumisa, embelesada fuera de mí
menear la cola por amor?
¡Es inútil!
¡Punza otra vez,
aguijón el más cruel!
No soy tu perro, sólo tu presa,
¡cazador el más cruel!
tu más orgullosa prisionera,
bandido tras las nubes…
¡Habla al fin!
¡Tú, encubierto con el rayo! ¡Desconocido! ¡habla!
¿Qué quieres, salteador, de mi?…

¿Cómo?
¿Un rescate?
¿Qué quieres de rescate?
Pide mucho, ¡lo aconseja mi orgullo!
Y habla poco, ¡lo aconseja mi orgullo!

¡Ah, ah!
¿a mí es a quien quieres? ¿a mí?
¿a mí entera?…
¡Ah, ah!
¿Y me martirizas? ¡Loco que eres un loco!
¿Requetemartirizas mi orgullo?
Dame amor, ¿quién me calienta todavía?
¿quién me ama todavía?
dame manos ardientes,
dame un brasero para el corazón,
dame, a la más solitaria,
a la que el hielo, ¡ay!, siete capas de hielo
enseñan a añorar enemigos,
da, sí, entrega,
enemigo el más cruel,
dame ¡a ti!..

¡Se acabó!
Entonces huyo él,
mi único compañero,
mi gran enemigo
¡mi dios verdugo!…
¡No!
¡vuelve!
¡Con todos tus martirios!
Todo el curso de mis lágrimas
discurre hacia ti,
y la última llama de mi corazón
para ti se enardece.
¡Oh, vuelve,
mi dios desconocido! ¡mi dolor!
¡mi última felicidad!…

Un rayo. Dionisyos aparece con esmeraldina belleza.

Dionysos:
Sé juiciosa, Ariadna…
Tienes oreja pequeñas, tienes mis orejas:
¡mete en ellas una palabra juiciosa!
¿No hay que odiarse primero, si se ha de amarse?…
Yo soy tu laberinto…

Fiedrich Nietzsche – Ditirambos de Dionisyos

Y es que de lo que Ariadna se queja es de aquello capaz de hacer perder el último ápice de honor que la soledad ofrece, amando a los enemigos, postergando su propio juicio al recóndito lugar de lo inexplicable. Situación de mujer abandonada, casada quizás a regañadientes con aquél de esencia incalculable. Dormida en un lugar encontró su destino, y en otro, brilló en el cielo donde nadie podía verla.

Un hombre laberíntico jamás busca la verdad, sino tan sólo a su Ariadna.

Ariadna como ayuda en el laberinto de la verdad: hilo luminoso tendido.

Ariadna como laberinto

Ariadna abismo.


La Voz y El Delirio

Patas Arriba la Escuela del Mundo al Reves

La palabras Andantes

Bocas del Tiempo

El libro de los Abrazos

Las venas Abiertas de America Latina

El orden Criminal del Mundo

En un mundo que prefiere la seguridad a la justicia, hay cada vez más gente que aplaude el sacrificio de la justicia en los altares de la seguridad. En las calles de las ciudades se celebran las ceremonias. Cada vez que un delincuente cae acribillado, la sociedad siente alivio ante la enfermedad que la acosa. La muerte de cada malviviente surte efectos farmacéuticos sobre los bienvivientes. La palabra farmacia viene de pharmakos, que era el nombre que daban los griegos a las víctimas humanas de los sacrificios ofrendados a los dioses en tiempos de crisis.

La industria del miedo

El miedo es la materia prima de las prósperas industrias de la seguridad privada y del control social. Una demanda firme sostiene el negocio. La demanda crece tanto o más que los delitos que la generan, y los expertos aseguran que así seguirá siendo. Florece el mercado de las policías privadas y las cárceles privadas, mientras todos, quien más, quien menos, nos vamos volviendo vigilantes del prójimo y prisioneros del miedo.

Clases de corte y confección: cómo elaborar enemigos a medida

Muchos de los grandes negocios promueven el crimen y del crimen viven. Nunca hubo tanta concentración de recursos económicos y de conocimientos científicos y tecnológicos dedicados a la producción de muerte. Los países que más armas venden al mundo son los mismos países que tienen a su cargo la paz mundial.

Afortunadamente para ellos, la amenaza de la paz se está debilitando, ya se alejan los negros nubarrones, mientras el mercado de la guerra se recupera y ofrece promisorias perspectivas de carnicerías rentables. Las fábricas de armas trabajan tanto como las fábricas que elaboran enemigos a la medida de sus necesidades.

El miedo global

* Los que trabajan tienen miedo de perder el trabajo.

* Los que no trabajan tienen miedo de no encontrar nunca trabajo.

* Quien no tiene miedo al hambre, tiene miedo a la comida.

* Los automovilistas tienen miedo de caminar y los peatones tienen miedo de ser atropellados.

* La democracia tiene miedo de recordar y el lenguaje miedo de decir.

* Los civiles tienen miedo a los militares, los militares tienen miedo a la falta de armas, las armas tienen miedo a la falta de guerras.

Es el tiempo del miedo

* Miedo de la mujer a la violencia del hombre y miedo del hombre a la mujer sin miedo.

* Miedo a los ladrones, miedo a la policía.

* Miedo a la puerta sin cerradura, al tiempo sin relojes, al niño sin televisión, miedo a la noche sin pastillas para dormir y miedo al día sin pastillas para despertar.

* Miedo a la multitud, miedo a la soledad, miedo a lo que fue y a lo que puede ser, miedo de morir, miedo de vivir…

El hambre desayuna miedo

El miedo al silencio aturde las calles. El miedo amenaza.

Si usted ama, tendrá sida.

Si fuma, tendrá cancer.

Si respira, tendrá contaminación.

Si bebe, tendrá accidentes.

Si come, tendrá colesterol.

Si habla, tendrá desempleo.

Si camina, tendrá violencia.

Si piensa, tendrá angustia.

Si duda, tendrá locura.

Si siente, tendrá soledad.

Hace mucho, mucho tiempo, que es tiempo de concienciación…

Eduardo Galeano 


Alquimia

Esto y tu corazón es todo lo que necesitas para crear ALQUIMIA


Cita

Adiccion

Lo que yo quiero es que me necesiten. Lo que yo quiero es ser indispensable para alguien. Necesito a alguien que ocupe todo mi tiempo libre, mi ego y mi atención. Alguien adicto a mí. Una adicción mutua.

Mary And Max


Imagen

El Elefante Encadenado

Cuando yo era chico me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. También a mí como a otros, después me enteré, me llamaba la atención el elefante.

Durante la función, la enorme bestia hacía despliegue de su peso, tamaño y fuerza descomunal… pero después de su actuación y hasta un rato antes de volver al escenario, el elefante quedaba sujeto solamente por una cadena que aprisionaba una de sus patas a una pequeña estaca clavada en el suelo.
Sin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en la tierra. Y aunque la cadena era gruesa y poderosa me parecía obvio que ese animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su propia fuerza, podría, con facilidad, arrancar la estaca y huir.
El misterio es evidente: ¿Qué lo mantiene entonces?. ¿Por qué no huye?
Cuando tenía cinco o seis años, yo todavía confiaba en la sabiduría de los grandes. Pregunté entonces a algún maestro, a algún padre, o a algún tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no se escapa porque estaba amaestrado.
Hice entonces la pregunta obvia: “Si está amaestrado ¿por qué lo encadenan?”
No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente.
Con el tiempo me olvidé del misterio del elefante y la estaca… y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho la misma pregunta.
Hace algunos años descubrí que por suerte para mí alguien había sido lo bastante sabio como para encontrar la respuesta:
El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy, muy pequeño.
Cerré los ojos y me imaginé al pequeño recién nacido sujeto a la estaca.

Estoy seguro de que en aquel momento el elefantito empujó, tiró y sudó tratando de soltarse. Y a pesar de todo su esfuerzo no pudo. La estaca era ciertamente muy fuerte para él.
Juraría que se durmió agotado y que al día siguiente volvió a probar, y también al otro y al que le seguía…
Hasta que un día, un terrible día para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a sus destino.
Este elefante enorme y poderoso, que vemos en el circo, no escapa porque cree –pobre– que NO PUEDE.
Él tiene registro y recuerdo de su impotencia, de aquella impotencia que sintió poco después de nacer.
Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese registro.
Jamás… jamás… intentó poner a prueba su fuerza otra vez…
Vamos por el mundo atados a cientos de estacas que nos restan libertad… condicionados por el recuerdo de «no puedo»… Tu única manera de saber, es intentar de nuevo poniendo en el intento todo tu corazón…

JORGE BUCAY


Imagen

La Guerra Del Ejercito Rosa

Andaos con ojo, maridos violentos, policías untados, políticos corruptos, burócratas indolentes… Ahí fuera hay una mujer dispuesta a no dejaros pasar ni una más. Se llama Sampat Pal. No está sola. Tiene detrás a otras 100.000 como ella. Lucharán juntas hasta donde haga falta contra la injusticia en India. Son las guerreras del ejército de los saris rosas.

Su comandante en jefe acariciará tu rostro cuando le mires a los ojos por primera vez. No hay que dejarse engañar. También parece querer sacarte las entrañas mientras te sondea. Así es Sampat Pal. Impredecible. Cariñosa cuando quiere. Agresiva si es necesario. Puro nervio. Un terremoto de 47 años y poco más de metro y medio de estatura. «¡Gulabi Gang vencerá!», grita al conocer cualquier fechoría merecedora de la intervención del Gulabi Gang, la banda del color rosa.

Sunitha se oculta en un portal para mostrar los moratones de sus muslos. La osadía de salir de casa sin permiso del marido le costó una paliza. La Policía no aceptó la denuncia y avisó al marido. Recibió una segunda paliza. Ahora ha vuelto a salir de casa sin permiso, pero es poco probable que reciba más golpes. Con el ceño fruncido Sampat Pal escucha su relato. Sunitha ha recorrido cincuenta kilómetros para hablar con esta mujer de 47 años vestida con un sari rosa. Sampat mira a Jay Prakash, su mano derecha, y le hace una señal. La Gulabi Gang -la banda rosa- intervendrá.

«En la India hay algo peor que ser pobre. Es nacer mujer»


Vídeo

Mandalas

¿Qué es un Mandala?

El mandala, palabra sánscrita cuyo significado literal es círculo, es una representación simbólica y arquetípica del universo según la antigua cosmología budista. Está constituida por un conjunto de figuras y formas geométricas concéntricas; representa las características más importantes del universo y de sus contenidos. Su principal objetivo es fomentar la concentración de la energía en un solo punto durante la meditación.
En la cultura occidental, fue Carl G. Jüng (1875-1961) quien los utilizó en terapias con el objetivo de alcanzar la búsqueda de individualidad en los seres humanos. Jüng solía interpretar sus sueños dibujando un mandala diariamente, en esta actividad descubrió la relación que éstos tenían con su centro y a partir de allí elaboró una teoría sobre la estructura de la psique humana.
Según Carl Jüng, “los mandalas representan la totalidad de la mente, abarcando tanto el consciente como el inconsciente”. Afirmó que el arquetipo de estos dibujos se encuentra firmemente anclado en el subconsciente colectivo.
Para Jüng “el mandala es una forma arquetípica”, de ahí que aparezca en diferentes culturas lejanas entre sí, considera que la comprensión del arquetipo puede resultar curativa. También afirma que se basan en la cuadratura del circulo. Su motivo básico es la premonición de un centro de la personalidad, un cierto punto central dentro de la psique, con el que todo esta relacionado, mediante el cual todo se ordena, y que es en si mismo una fuente de energía. La energía del punto central se manifiesta en la compulsión y necesidad casi irresistible de llegar a ser lo que uno es, asi como cada organismo tiene el impulso de asumir la forma característica a su naturaleza, cualesquiera sean las circunstancias. Este centro no se siente o percibe como el ego sino como, si me permiten la expresión, el Self o SI Mismo.» (C.G. Jung)

Beneficios personales

Los mandalas son un método de curación para el alma.
Los mandalas son la fusión del cuerpo, el espíritu y el alma.
Le ayudan a descubrir su propia creatividad.
Se descubrirá a sí mismo y la nueva realidad que le rodea.
Vencerá a la rutina y al estrés más fácilmente.
Se tranquilizará y ganará en confianza y seguridad.
Trabajo de meditación activa.
Contacto con su esencia.
Se expresará mejor con el mundo exterior.
Ayuda a expandir su conciencia.
Desarrollo de la paciencia.
Despertar de los sentidos.
Empieza a escuchar la voz de su intuición.
Mejora de la autoestima, se aceptará y se querrá más.
Se curará física y psíquicamente.

Preciosas Plantillas para colorear Mandalas

Plantillas de Mandalas

Mas Plantillas de Mandalas

Y más Plantillas


Audio

Sickness

Un resfriado ocurre cuando el cuerpo no llora… Un dolor de garganta aparece cuando no es posible comunicar las aflicciones… El estomago arde cuando la rabia no consigue salir .. La diabetes invade cuando la soledad duele… El cuerpo engorda cuando la insatisfacción aprieta… El dolor de cabeza deprime cuando las dudas aumentan…. El corazón renuncia cuando el sentido de la vida parece terminar… Las uñas se quiebran cuando las defensas están amenazadas … El pecho aprieta cuando el orgullo esclaviza… La presión sube cuando el miedo aprisiona… Las neurosis paralizan cuando el «niño interno» tiraniza… La fiebre sube cuando las defensas detonan las fronteras de la inmunidad…. ¿Y tus dolores callados? ¿Cómo hablan ellos a tu cuerpo? Elige qué hablar…con quién hacerlo….donde, cuando y cómo! Solo los niños cuentan todo, a cualquier hora, de cualquier forma…. Elige a alguien que pueda ayudarte a organizar las ideas, a armonizar sensaciones y a recuperar la alegría. Todos necesitamos saludablemente de un oyente interesado… Pero todo depende, principalmente, de nuestro esfuerzo personal en que se produzcan los cambios que deseamos para nuestra vida……. » «EL CUERPO SUSURRA Ó GRITA, LO QUE LA MENTE NO COMPRENDE»


Vídeo

Psicópatas De Andar Por Casa

¿Conoce a algún manipulador que tenga ciertas dosis de encanto? ¿Si? Pues ese es un psicópata. Buena parte de los psicópatas tienen atractivo para las personas que conocen. Al menos inicialmente. Gracias a ese atractivo logran parte de sus fines. No les cuesta trabajo mentir en relación a sí mismos

Aqui un video para ir detectando

LOS RASGOS DEL PSICOPATA INTEGRADO

1.  Encanto superficial y buena «inteligencia»

2.  Ausencia de delirios y de otros signos de pensamiento irracional

3.  Ausencia de «nerviosismo» o de manifestaciones neuróticas

4.  Poca fiabilidad

5.  Falta de sinceridad

6.  Falta de remordimiento y de vergüenza

7.  Insuficientemente motivados y conducta antisocial

8.  Pobre juicio y falta de aprendizaje por experiencia

9.  Egocentricidad y patológica incapacidad para el amor

10.  Pobreza en las reacciones afectivas

11.  Específicos de la pérdida de visión

12.  Apatía, en general, en las relaciones interpersonales

13.  Fantástico y comportamiento experimental con la bebida

14.  Rara vez llevan a cabo el suicidio

15.  Vida sexual impersonal, trivial, y poco integrados

16.  El incumplimiento de cualquier plan de vida

17.  Egocentrismo

18.  Mala memoria

19.  Demuestra menor reacción afectiva

20. Amenaza de suicidio.

21.  No aprenden de la experiencia.

22.  Incapacidad de amar.

23.  Mentiras

24.  Comportamiento fantasioso

25.  Se manifiesta en la adolescencia

26.  Necesidades distintas, códigos propios

27.  Cosificación (Consideración de una persona como una cosa para despojarle de su humanidad )

28.  Proyecta sobre otros propia culpabilidad

·

EL TEST DE HARE  PARA valorar el grado de sicopatía de una persona

Puntuación:

– 2 Puntos: Mucho

– 1 Punto: Normal

– 0 Puntos: Nada

·

¿Es locuaz? 2-1-0

¿Tiene encanto superficial?   2-1-0

¿Alardea de sus títulos y su valía?   2-1-0

¿Suele mentir con descaro?   2-1-0

¿Solo se siente bien en puestos de dirección?   2-1-0

¿Manipular a los demás?   2-1-0

¿Carece remordimiento?   2-1-0

¿Sus afectos son superficiales?   2-1-0

¿Su carácter es inestable?   2-1-0

¿Carece de empatía con los demás?   2-1-0

¿Carece de amigos de la infancia?   2-1-0

¿Quiere realmente a su pareja?   2-1-0

¿Tiene tendencia al aburrimiento?   2-1-0

¿Su estilo de vida es parasitario?   2-1-0

¿Tiene reacciones poco meditadas?   2-1-0

¿Tiene mala memoria?   2-1-0

¿Sus proyectos carecen de realismo?   2-1-0

¿Su carácter es impulsivo?   2-1-0

¿Adopta decisiones e iniciativas irresponables?   2-1-0

¿Ha tenido algún tipo de problemas con la ley aunque haya salido absuelto?   2-1-0

·

Puntos Totales : ………………….

0-20: normales.

21-30: grupo medio.

31 o más: psicópata.

·

Ell@s Estan Ahi Fuera….. O Quizas Dentro…???


Vídeo

Deja Que Te Cante

¿De qué modo te amo? Deja que cante las formas:

Te amo desde el hondo abismo hasta la región más alta

que mi alma pueda alcanzar, cuando persigo en vano

las fronteras del Ser y la Gracia.

Te amo en el calmo instante de cada día,

con el sol y la tenue luz de la lámpara.

Te amo en libertad, como se aspira al Bien;

Te amo con pureza, como se alcanza la Gloria.

Te amo con la pasión que antes puse

en mis viejos lamentos, con mi fe de niña.

Te amo con la ternura que creí perder

cuando mis santos se desvanecieron.

Te amo con cada frágil aliento,

con cada sonrisa y con cada lágrima de mi ser;

y si Dios así lo desea,

tras la muerte te amaré aun más.

Elizabeth Barret Browning.


Wellcome !

¸.•*♡*•♬♥♥♫¸¸.•*♡*•¸.•*♡*•♬♥♥♫¸¸.•*♡*•¸.•*♡*•♬♥♥♫¸¸.•*♡*•¸.•*♡*•♬♥♥♫¸¸.•*♡*•¸.•*♡*•♬♥♥♫¸¸.•*♡*•