Mujer Reina Diosa Hechicera

Entradas etiquetadas como “Pena

Carta a unos padres abusivos

Carta a unos padres abusivos

Por Pandora

«MAMÁ». Me he pasado toda la vida haciéndote de psicóloga y enfermera, cuando deberías estar en tratamiento psiquiátrico desde hace décadas, en lugar de convertirte en una yonki de las pastillas  y vomitar sobre mí…

Me has usado como confidente de tus problemas sexuales y de pareja, de tus fantasías y tonteos con otros hombres, de obligado contenedor de tus histerias y nerviosismos… Me has contado con pelos y señales todos tus sueños, especialmente aquellos en los que yo y mis tres hermanos aparecíamos muertos.  En tus arrebatos de furia (aterradora para una niña pequeña) blandías ante mis ojos cuchillos o tijeras amenazando con matarte o con matar a los demás… Siempre, durante toda la vida has hablado durante horas, días o años sin tranquilizarte, sin importarte que tuviéramos que escapar de casa para no oírte más… Eres una mujer insoportable, dominante y manipuladora que sólo vives para  conseguir, a cualquier precio, un simulacro de “familia feliz”. Una mujer que siempre me has dejado sola, que jamás me has defendido ante nada ni ante nadie (cosa que sí haces con tus otros hijos, sobre todo con el que parece tu novio). Y cuando me has visto harta de ti, no has dudado en perseguirme, en agredirme e intentar someterme. Has hecho que tu marido (sí, ¡ese con el que te llevas tan mal!) me llame para convencerme de volver al redil y ante mi nueva negativa has mostrado tu carácter violento (como cuando golpeabas los capós de los coches o te peleabas con los vecinos y los amenazabas a gritos o dejándoles anónimos en los buzones) insultándome, gritándome o colgándome violentamente el teléfono. Una mujer perturbada que no puedes soportar tu realidad. Porque tu única realidad es ¡entérate de una vez, «mamá»! : ¡un matrimonio de mierda, cuatro hijos a los que has destrozado y que no te aguantan más!

«PAPÁ».  También he ayudado siempre a un padre egocéntrico, encerrado en sí mismo e incapaz de cuidar de nadie, pero que, a pesar de todo, ante mis ojos era un poco menos malo que mi desquiciada madre. Sabía que mirabas demasiado a otras tías (mi celosísima madre se encargaba de contármelo con pelos y señales) y que me usabas ya desde muy pequeñita cuando os peleábais y ella se escapaba de casa. Me enviabas a buscarla (una niña sola y ¡de noche!) y ella me recibía histérica, llorando y abrazándome.  Siempre he sabido que eres un hombre castrado, materialista y  que todo lo que no sea decirte lo listo y guapo que eres,  te molesta. Necesitas imponer tu santa voluntad a toda costa, pese a quien pese y caiga quien caiga. Eres un hombre  increíblemente desagradecido que nunca has querido a nadie. Más de una década ocupándome de TODOS tus negocios y JAMÁS has sido capaz no de pagarme, sino de decirme una sola vez «gracias». Eres tan sádico que aún te diviertes recordando las bromas que me has gastado toda la vida, sobre todo las referidas a mi cuerpo, y reconoces con desfachatez que era toda una tentación meterse conmigo porque era una niña gordita y muy «buena», a tus ojos ¡una perfecta tonta!  ¡Amor de padre! Sí, me quieres tanto que un día  que llegué demasiado tarde por la noche me dijiste, sin ninguna pregunta, sin ningún diálogo, sin ninguna advertencia, sin nada, me dijiste que, o te obedecía, o que me fuese de TU casa. Y cuando me fui de TU casa, me despediste en la calle, sin mirarme, porque estabas charlando con un vecino. Jamás me telefoneaste para interesarte por mí. Sólo lo hiciste cuando las peleas de mi madre conmigo arreciaron. Entonces sí me llamaste, pero sólo para reprocharme mi comportamiento, para que te obedeciera…

Pero lo que jamás pude imaginar es que, además de todo esto, fueses capaz de vociferar, insultarme abiertamente, mandarme repetidamente a la mierda y prohibirme volver a llamaros jamás. Después todavía me escribiste una carta durísima, sin NINGÚN sentimiento, sólo para “remachar” chulescamente tus cosas, “demostrar” tu inocencia y repetirme que sólo yo soy la culpable de todo. ¡Y encima tuviste la prepotencia de decirme que.. “vosotros me perdonáis…»!

MIS 3 «HERMANOS». Podría también hacer una lista enorme de todos vuestros desprecios y abusos hacia mí desde niña, pero ¿de qué iba a servir? Naturalmente diréis que “no recordáis nada”, o que “no hay para tanto”… Lo que sí diré es que toda la vida os habéis aprovechado de mis favores (o lo habéis intentado), aunque vosotros JAMÁS habéis hecho NADA por mí, ni me habéis defendido, ni me habéis mostrado ningún cariño, y ni siquiera me habéis dado algún “gracias”… En el fondo, os considero también, como yo, víctimas de nuestros padres… Cuando el árbol está enfermo, todos sus frutos también lo están.

***

Sí, he tardado muchos años en hablar, en reprocharos todo esto, y ha sido un tremendo error por mi parte. Hace ya mucho tiempo que debería haberlo hecho. Podría escribir muchísimas otras cosas, porque tengo una memoria excepcional (“¡cuidado con ésta, que tiene mucha memoria!,” advertías, mamá, a la gente). Vuestra memoria, en cambio, es mala, muy mala, porque necesitáis OLVIDAR todo lo que no soportáis.

Después de esta carta, ya no tengo nada más que deciros. He perdido demasiados años de mi vida atrapada, luchando entre mis deseos de tener una familia que me quisiera, y mi necesidad de ESCAPAR de vuestro sadismo, de vuestras manipulaciones, de vuestras burlas y desprecios, de vuestras agresiones… Así que YA BASTA.

No quiero en mi vida a gente que nunca me ha respetado ni se ha preocupado lo más mínimo por mis necesidades y deseos. No quiero en mi vida a gente que no le gusta NADA de mí (ni mi cuerpo, ni mis ideas, ni mi casa, ni mi novio, ni mi trabajo, ni mis aficiones, ni mi libertad de mujer adulta). No quiero en mi vida a personas tan déspotas y orgullosas que sólo saben DOMINAR.

Ahora SÉ perfectamente que jamás reconoceréis, ni rectificaréis, ni aceptaréis nada de mí. Por lo tanto, lo doy todo por perdido. LO QUE VOSOTROS NECESITÉIS YA NO ME INTERESA. Buscad ayuda en otra parte, que yo ya os lo he dado todo durante muchísimos años, y vuestro único agradecimiento ha sido un billete sin retorno a la mierda. ¡Muchas gracias!…

Así que ¡DEJADME EN PAZ! Hasta mi última gota de paciencia se ha terminado con vosotros.

Pandora

Leer el Post Original AQUI


Diversamente Y No Del Mismo Modo

11
 «El Registro Akáshico es el Libro de la Vida, del que hablan las religiones, es la mente fotográfica de Dios. El mismo se encuentra en custodia de los seres de luz que se llaman Kumaras (Guardián), son los Guardianes del Registro Akáshico. El vórtice de energía terrestre que los contacta está en Shambala, en el Tibet. El acceder al Registro Akáshico me permite recordar, sin pasar por la muerte, lo que he elegido antes de nacer, ya que por cuestiones de la personalidad y del diario vivir, lo olvidamos y quizás estamos haciendo todo lo contrario o nos encontramos perdidos en nuestra vida, cuando en realidad tenemos una misión que cumplir, un aprendizaje que hacer, patrones de conducta a superar y karma de otras vidas a cancelar, trasmutándolo.»

Tanto como misión, no sé, no sé, pero soy ferviente devota del Bardo Thodol y creo que nosotros mismos y mismamente desde nuestra conciencia, DECIDIMOS dónde, cómo, cuándo, porqué y con quién, diversamente y no del mismo modo, como decía Aristóteles en La poética, que aqui no es que pegue mucho, pero me he acordado de repente y chica…. pues me ha apetecido ponerlo, que también lo tengo en un rap de Morfema :

La tragedia, agnición, peripecia, invectivas, encomios, hexámetros, odas y liras y nomos

Serventesios, cuartetos, tercetos, sonetos

Diversamente y no del mismo modo.

llılı ♫♫ ♪♪♪ ılıl llılı ♫♫ ♪♪♪ ılıl llılı ♫♫ ♪♪♪ ılıl llılı ♫♫ ♪♪♪ ılıl llılı ♫♫ ♪♪♪ ılıl llılı ♫♫ ♪♪♪ ılıl llılı ♫♫ ♪♪♪

Así que volviéndo al tema, me pregunto (?¿)

Que me habré pedido yo ?

Porque igual esto es como los Reyes, que te vas pidiendo cosas y luego ellos (que son los padres y son muy poco románticos) te traen lo que les da la gana.

Pero tengo curiosidad con saber que he pactado yo conmigo misma y mi vacío, que he decidido para mi misma, ¿porqué no lo puedo saber de antemano y haber llegado aqui con un libro de instrucciones, porqué la solución pasa por contactar con unos facilitadores a.k.a Los Maestros de los Registros que te cobran de 200 a 400 € por interpretar algo que soy yo la que lo decidí en su dia antes de meterme en el útero de mi madre, y porqué  todos los Maestros (n’fin) que me encuentro por Internet son argentinos ???

Los registros akásicos o registros akáshicos (de akasha, en sánscrito: cielo, espacio, éter) son una especie de memoria de todo lo que ha acontecido desde el inicio de los tiempos que estaría registrada en el éter. Allí se almacenaría todo lo que ha acontecido desde el inicio de los tiempos y todos los conocimientos del universo.

Éter : fluido intangible, inmaterial y sutil, que los antiguos hindúes suponían que penetraba todo el universo y sería el peculiar vehículo del sonido y la vida.

Se supone que las palabritas se las lleva el viento, pero no… quedan registradas en el éter, y así es como el odio, la verguenza, el dolor, el desdén y la maldad, quedan registrados in aeternum por ahí, flotando a nuestro alrededor y sin que nosotros seamos consciente.

Pero yo he empezado a ser consciente, así, sutilmente, como cuando llevas la mochila de la escuela que te corta la respiración y el flujo sanguineo a la altura del omoplato versus la yugular, pero como es algo de todos los dias te acostumbras y te crees y te convences de que has nacido con ello —- > A.k.a #NormalizandoElHorror

Siento un peso absolutamente insoportable,tangible, palpable, aquí, delante de mi ordenador, me pesan las visceras, me pesan las palabras no dichas, me pesan los minutos, las horas, la espera, me pesan las galletas de chocolate, la falta de empatía, la soledad, el aburrimiento, pero por encima de todo me pesa el dolor que duele muy dentro, ese que lloro cada mañana, ese que evito cada día sentandome aqui a destripar mi karma, evitando una agónica y lenta desintegración, suspendida en la nada, sintiendo el alma dormida, -que aviva el seso y despierta-, la cabeza que duele y avisa, la garganta que se niega a hablar y se bloquea en espasmos porque no digo lo que tengo que decir, las ganas de desaparecer, el hastío, el egoismo, la falta de, la falta de, la falta de…..

Ahora toca el do it yourself, y no me da la gana

Voy a demostrarme de una vez por todas que si existen las buenas personas, que si existen los padres que quieren a sus hijos, que si existen la empatía, la solidaridad y la preocupación activa por los demás, que si existe el amor verdadero de dos naranjas enteras que son capaces de mirar en la misma dirección y perseguir un sueño y convertirlo en realidad, voy a demostrarme que también existen la bondad, el desprendimiento y el AMOR con mayúsculas, voy a demostrarme de una buena vez que se puede uno llenar de VACÍO para rellenarse de lo esencial que son los huecos de la materia que no pesan, ni agobian, ni exigen, ni juzgan, ni hacen sufrir, voy a escribir clarito clarito que me pedí yo antes de venir a este mundo :

Que vinieran a salvarme.

Porque desde la barriga de mi madre lo vengo pidiendo a gritos :

Por Dios !!! que alguien me saque de aqui !!!!

Y desde aquella que tuve que salir sola, así hasta hoy.

No tenía que haber nacido.

Enough is enough.

Descifrando mis registros akashicos y ahorrándome 400 €.

Que no hay mal que por bien no venga.

Mañana me voy de compras.


Primum Et Septimun De Quatuor

el nombre de la rosa 2

Secretum finis Africae manus supra idolum age primum et septimun de quatuor

El hombre no conoce las cosas, sino los nombres

Todo está arreglado según un número 

El centro del laberinto ( “Finis Africae”, sala 56 ), donde se custodian los libros prohibidos.

« Las únicas verdades que sirven son instrumentos que luego hay que tirar »

Excusatio non petita, accusatio manifesta.

En este Cuarto día todos buscan, Los franciscanos, enfrentarse a la delegación papal, la delegación papal a la incómoda idea de que la Iglesia no deba poseer bienes. Guillermo busca pistas acerca de las muertes violentas, la solución del laberinto (y de paso, satisfacer su ansia por el saber), Adso, respuesta a su drama interior (entre el deber y el amor), Salvatore un medio de satisfacer, él también, su propia debilidad de la carne. Bernardo Gui busca continuar su lucha contra el maligno.

Los cerdos, seres más simples, buscan trufas…

Lujuria Intelectual.


Magia de Mierda

Hewlett-Tank-Girl-2013 (1)

Pos aqui estoy en mi pradera, con mi cristal de magia en la mano, aburrida como un hongo, esperando un milagro, falta de sexo, de cariño, de compañía y claro si me lee cualquiera de mis amigas me diria : pero mujeeeerrrrrr….. !!!! Vente a tomar un cafelito y lo charlamoooosss……..!!!!

No, no gracias… de ese amor no, gracias, necesito FOLLAR… pero así con todas las letras…. no un polvo cualquiera, no…. esperando un momento de magia, esperando unas palabras bonitas y sinceras, esperando al autobus tb porque me he sacado la Txartela que me han embargado el coche, sin oficio ni beneficio, flotando como una ameba en las viscosas aguas del más absoluto aburrimiento, hasta los huevos de no tener espacio, esperando,esperando y esperando, hasta los huevos de esperar, harta de tener esta sensasión de fracaso y harta de no sentir ni la mas minima pizca de amor en mis células.

Nuestra felicidad depende del amor que damos, ahora entiendo porque desde hace tiempo soy una infeliz y me estoy volviendo una amargada.

Es imposible hacerlo todo sola, como es posible que los grandes gurús del entendimiento y la iluminación siempre nos quieran hacer creer que do it yourself es la solucion a todos nuestros males, vivimos en comunidad, es triste no relacionarse y no ser más empatico, a mi desde luego empatía tengo para vender, contando con que no tengo un duro mira !!! podria venderla !!!! aunque no creo que a nadie le interesé feromonarse de dolor porque casualmente todos están tan amargaos que lo unico de lo que me empapo es de negatividad, desesperanza, pereza y aburrimiento… que hasta para eso hay que tener talento…..

Me duele el estómago, he engordado 4 kilos, sigo teniendo fé y esperanza, creo que Max tiene un problema de personalidad múltiple, como es posible que alguien que me inspire tanto a la vez me deje completamente muerta, fria como un pescado, imbricada, inmarcesible, perdida en mi propia desolación ? Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo…. sin punto de apoyo o con el punto de apoyo equivocado… Here we go again… Do It Yourself… que tristeza más inifnita… que dolor más solitario y amargo, la soledad de mis multitudes que se tambalea sin apoyo ninguno…. Yo soy inmensa, contengo multitudes…. Y mis multitudes se han puesto todas de acuerdo para conspirar junto al Universo y matar el cáncer de la desesperanza que vive en mi.

Amargaos, que  me teneis hasta la putísima polla.

Hoy me he levantado pensando en el suicidio, asi, tan ricamente, la verdad que sería la solución a todo. Estoy avocada al mas absoluto y estrepitoso de los fracasos, siempre lo estube, para que habré nacido, si dejase de existir me quito de un plumazo los problemas del tabaco los kilos de más, la busqueda del santo Grial,  al fin y al cabo molesto en todos los lados, soy una carga, la magia no existe y no pienso seguir haciendo magia para los demás, lo triste es que no se hacerla para mi misma, pero como el problema es que me alimento del odio y la rabia que les tengo, pues no veo factible curarme de este horror de este ring que es la rabia….. Hoy ni siquiera ha funcionado el Shoot To Thrill (Iron Man 2 Version), que me ha durado 2 horas el efecto…. que harta estoy de estar rodeada de mierda desolación falta de amor y analfabetos funcionales, que a la sazón, creo yo solita con mis propias neuronas. En realidad, todos entramos y salimos de la existencia continuamente. Si pudiéramos afinar nuestros sentidos, veríamos los huecos de nuestra existencia. Estamos aquí, luego no estamos y luego volvemos otra vez. Sólo nuestra memoria mantiene la sensación de continuidad….. Memoria mierda miseria malformacion emocional, huecos vacíos del entendimiento, tortícolis en los recuerdos, me cago en la ciencia, en el Zen y en la madre que parió a Peneque.

A dos manos cavándome el destino….. Buscando mi gruta catárquica y como tampoco tengo pues he pensado pedirsela prestada a Jean Baptiste Grenouille, total el ya no la usa, depués de enloqueder a la turba enferma de aburrimiento y ávida de sensaciones en su orgía particular de aromas desenfrenados,  supongo que ya se habrá quedado a gusto y se habrá retirado del noble arte de la maldad, Gruta Grenouille, igual mola más que esta mierda de habitación en la que estoy invadida, hace un frio que pela y que está tan llena de todo que no queda un milimetro de espacio ni para respirar…..

Lo peor es que sé que la culpa es mía y que he vuelto a pecar de estupida yo que soy superdotada y me creo tan lista……

O eso de que la culpa es mía sería lo que me diría B, mira, que a sinceridad no le gana nadie, como la gente puede llegar a ser tan cruel, porque las miserias de todo el mundo se me muestran convertidas en necesidad insoportable y voy yo y me autoproclamo salvadora de la humanidad? Lei una vez que el orgullo es la incapacidad de sentir el propio dolor y que sentimos el de los demás para no tener que enfrentarnos al doloroso hecho de lo que nos duele, me pudriré de asco, me pudriré de asco, me pudriré de asco…..

El sol retrógrado en Escorpión, creo…. bueno…. que hay un eclipse de Sol creo, no le pediremos muchas peras al olmo, estuvo así la última vez hace pfffff no macuerdo pero cuando saqué el calculo el otro diá me dio que fué cuando vivía en Cendaguren amargada de la vida, sintiendo un profundo asco por todo lo que me rodeaba y sin ganas de mover siquiera una pestaña para cambiar mi vida, poniendome de diazepan cada día y aterrorizandome con la simple llegada de la primavera….. que hasta de respirar me daba  miedo, ahora no me da, como me estoy envenenando con el tabaco pues ya cada dia respiro peor, mira es un consuelo matarme asi de una manera tan poco glamurosa y oliendo como un puto cenicero….. pa que me gastaré el dinero en Bulgaris y Muglers y Saint Laurents…..

Pero si tenía algo…queria marcharme a Madrid, y el subnormal de …….. ese subnormal….. no queria, que a cobarde y calzonazos no le ganaba nadie, asi que vino un angelote regordete y acabamos en Mérida malgastando tiempo dinero y energía, eso si, me quede escuchimizada que daba gusto verme, que delgadita y que mona me quedé.

Asi que la lección es : no adaptarse e ir donde YO quiera.

Y donde quiero ir ???

0aCorazónGiganteDibujoA MI DISCOTECA 0aCorazónGiganteDibujo

Y a acabar mi Criminología, a apuntarme a Ballet clásico y a seguir estudiando Matemáticas

Y que ahora el universo empiece a conspirar……

Al resto, vos vais todos a tomar por culo de paso que ya os estabais yendo a la mierda


Sincrodestino

wasteland-1280x1024

Descifra el Significado Oculto de las Coincidencias en Tu Vida y Crea los Milagros Que Has Soñado.

Soy un  trozo de espacio desperdiciado.

Tal cual……

Miedo y asco en mi axfisiante mundo de mierda

Mas asco que miedo, la verdad sea dicha

Cuz now I believe in merci….. A ver…. a la fuerza ahorcan….

Sustitutos de mierda como el chocolate de mierda para despistar el ansia, el delirio, el extravío, lo que duele donde siempre duele

La escasez de luz

«…Light completely distorses the way you describe something 

to a point which is colour is important but light is essential…»

Transitándo cielos e infiernos eléctricos…..


Transitando el Purgatorio

01

Soledad… Lao Tse Tao Te Ching

No conozco nada y nada me preocupa.
No veo diferencia entre sí y no.
No veo diferencia entre bien y mal.
No temo aquello que la gente teme en la noche.

La gente está feliz como en una fiesta suntuosa
O jugando en el campo en primavera;
Pero yo permanezco tranquilo y vagabundeando,
Como un recién nacido antes de aprender a sonreir,
Solitario, sin hogar.

La gente tiene lo suficiente y para compartir,
Pero yo no poseo nada,
Y mi corazón es ignorante,
turbio y ensombrecido.

La gente está rediante y segura,
Mientras yo sigo ciego y confuso;
La gente es inteligente y sabia,
Mientras permanezco torpe e ignorante,
Sin objetivo, como una ola en la superficie del mar,
Sujeto a nada.

La gente está ocupada con un propósito,
Mientras sigo impractico y tosco.
Estoy aparte del resto de la gente
Todavía sostenido por la Naturaleza.

Transitando el Purgatorio

La Soledad es el imperio de la conciencia

Lo que nadie te dice cuando te han dejado


El Título Ya Lo Pondré Mañana

06_800

·

“No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”

·

…las almas tristes de aquellos

que vivieron sin alabanza y sin infamia.

Mezcladas están al odioso coro

De los ángeles que ni rebeldes fueron

Ni a Dios fieles, sino para sí solos.

Los cielos los rechazan por no mancharse,

y el infierno profundo los evita,

pues de estos reinos alguna gloria cobrarían.

…Estos no tienen esperanza de morir

y su ciega vida es tan baja,

que envidian toda otra suerte.

El mundo no conserva su memoria;

La misericordia y la justicia los desprecia:

No pensemos en ellos, sólo mira y pasa

·

  • Cuando tengo una tarea pendiente que no despierta demasiado mi interés…
    1. ¡A por ella! Así me la quito de encima lo antes posible.
    2. Frecuentemente no la resuelvo pues dejo pasar los días sin hacer nada.
    3. Dejo pasar más tiempo del que quisiera para ponerme con ella.
  • Habitualmente cuando tengo asuntos engorrosos que resolver…
    1. Me los acaban resolviendo terceras personas.
    2. Los hago frente en primera persona.
    3. Me hago el remolón por si alguien me los resuelve y si eso no ocurre los resuelvo yo.
  • Cuando veo e-mails pendientes en la bandeja de entrada de mi correo…
    1. Ahí se quedan hasta que encuentre el momento de atenderlos.
    2. Reconozco que están ahí más tiempo del que me gustaría.
    3. Me “pican” por lo que me los quito de encima lo antes posible.
  • Debo dar una respuesta que sé que no va a gustar, por lo que me resulta incómodo hacerlo…
    1. Cuánto antes lo haga antes me quito “el marrón de encima”.
    2. A veces, tengo problemas por no haber dado dicha respuesta.
    3. Dejo pasar algunos días hasta que al final me decido.
  • Tenía pensado enviar una carta…
    1. …y la envié en el día que me propuse.
    2. …pero al final no la envié, ya que no tenía sentido después de tanto tiempo como ha pasado.
    3. …y la envié en la semana que me la propuse.
  • Cuando quiero quedar con alguien que hace tiempo que no veo…
    1. Quedo bastante después de lo previsto.
    2. Fijo el día lo antes posible.
    3. No encuentro el momento por lo que mis llamadas siempre acaban con el “esta vez tenemos que vernos pronto”.
  • Habitualmente, cuando alguien tiene que realizar un trabajo conmigo…
    1. Se queja de que le entorpezco pues dejo pasar mucho tiempo hasta hacer mi parte.
    2. Me tienen que dar algún toque que otro para que haga mi parte.
    3. Cumplo mis plazos respecto a la realización de las tareas que me corresponden.
  • Si una tarea me causa mucha ansiedad por el miedo de hacerlo mal…
    1. Me pongo con ello teniendo en cuenta una fecha de finalización.
    2. Lo acabo un poco pasado de plazo, ya que le doy demasiadas vueltas para hacerlo bien.
    3. Tengo problemas por finalizarlo tan tarde, ya que ¡nunca está lo suficientemente perfecto!.
  • Mis problemas…
    1. Me cuesta afrontarlos personalmente, pero al final me pongo con ellos.
    2. Son asunto mío y soy yo quien debe tomar cartas en el asunto.
    3. Se hacen más grandes porque no tomo cartas en el asunto.
  • Tengo que pedir cita en el médico para una revisión…
    1. A veces lo hago hasta dos meses más tarde.
    2. Lo hago a lo largo de ese mes.
    3. Intento hacerlo en esta semana.
  • Cuando debo comprar un regalo…
    1. Me pilla el toro y en más de una ocasión lo he hecho el día antes o incluso en el mismo día.
    2. Lo hago con tiempo suficiente, hasta un mes antes.
    3. Lo hago una semana antes más o menos.
  • Quiero aprender un idioma / u otra actividad…
    1. Llevo esperando un año o más para ello.
    2. Este mes me apunto como sea.
    3. Llevo esperando seis meses o más para ello.

Claves y resultados del test de procastinación

Suma todas las puntuaciones obtenidas en el test anterior y consulta la interpretación asociada a tu resultado para comprobar qué capacidad de procrastinación tienes y si resulta un problema en tu día a día:

  1. a= 0     b=2    c=1
  2. a= 2     b=0    c=1
  3. a= 2     b=1    c=0
  4. a= 0     b=2    c=1
  5. a= 0     b=2    c=1
  6. a= 0     b=1    c=2
  7. a= 2     b=1    c=0
  8. a= 0     b=1    c=2
  9. a= 1     b=0    c=2
  10. a= 2     b=1    c=0
  11. a= 2     b=0    c=1
  12. a= 2     b=0    c=1

Resultados del test de procrastinación

0-8 puntos – ¡Cuanto antes mejor!

Tu forma de afrontar los problemas es buena, ya que tomas cartas en el asunto cuánto antes. Este hecho puede ahorrarte muchas molestias. Sin embargo, ten cuidado; no conviertas esta actitud positiva en un error haciéndolos demasiado rápido o angustiándote por ser muy perfeccionista. Sin necesidad de postergar, recuerda también que algunas cosas llevan su tiempo.

8-16 puntos – Ahora voy… espera un poquito más

No queremos agobiarte, pero recuerda que si tú no tomas cartas en el asunto, las cosas que dependan de ti no se van a resolver solas. Sin caer en la angustia, intenta organizarte no dejando pasar demasiado tiempo en resolver los asuntos pendientes. Ponerte unos días límite te ayudará a conseguirlo.

16-24 puntos – Hoy no es el día, ni mañana ni al otro

¿A estas alturas no te has dado cuenta de que “las ganas no vienen solas”? Si tú no te pones en marcha nunca sentirás que es el momento de hacerlo. Empieza a hacer las cosas pendientes, el hecho de hacerlo te reforzará a seguir haciéndolo. De lo contrario, tus problemas no serán los problemas en sí, sino el hecho de no haberte puesto con ellos. . .

Yo el Test no lo he hecho….. A ver si me pongo mañana….


Mujer Reina Diosa Hechicera

budurq4

 1738

LOCUPLETISSIMUS THESAURUS

Locupletissimus thesaurus continens varias & selectissimas benedictiones, conjurationes, exorcismos, absolutiones, ritus, administrationem sacramentorum, aliorumque munerum pastoralium, ad utilitatem christi fidelium, et commodiorem usum Parochorum, omniumque Sacerdotum, tam saecularium, quam religiosorum curam habentium. Ex diversis ritualibus et probatissimis authoribus locupletior et correctior redditus.

·

Protégete de enemigos
Esta es una receta muy sencilla, solo tienes que colocar en tu pie derecho un papel con el nombre de la persona que te desea que te vaya mal, nombre y apellidos completos. Despues te pones el calzado como de costumbre y a medida que vas caminando dices el nombre de la persona y con cada pisada, le deseas que se devuelva el mal que te ha deseado. Veras como funciona!!! Después sabras de ella.

Devolver daño
3 vasos se vidrio, 1 para cada dia. Antes de dormir llenar 1 vaso con agua corriente, fijar la vista en el imaginarse a quien nos hizo la magia y decir con voz firme y segura:
«El mal que me has provocado se devuelva a ti, las lágrimas que he llorado las llores tu, el dolor que me has causado sea tuyo» . Ponerlo debajo de la cama a la altura de la cabeza. Al día siguiente al despertarnos tomar el vaso y arrojar el agua al inodoro en tres tiempos y descargarlo. Esto se hace durante tres días.

Amuleto para protección
En un trozo de tela negra introduce un par de petálos de rosa y otro par de la flor que tu quieras, después añade un poco de arena y piedrecillas. A continuación cose la tela de manera que quede como una especie de bolsita. Levalo siempre con tigo, y no solo te protejerá, sino que te dejará un agradable olor.

Contra el mal de ojo
Necesitaras dos dientes de ajo y unas tijeras.
Coloca debajo del colchón las tijeras abiertas, pon los dientes de ajo, uno entre los filos de la tijera y el otro entre los agujeros (donde metes los dedos cuando la usas). Déjalo debajo de tu colchón hasta qe veas que mejoró tu situación y los males desaparezcan. Todas las noches antes de acostarte reza » que el ajo te ahuyente, que la tijera te corte, que todo lo que me mandas, a ti regrese».

·


Tokio Ya No Nos Quiere

miedo_1

La vida, este momento: el problema del espejo.

La corbata me aprieta.
La chaqueta me hace sudar.
Estoy gordo: pronto voy a jadear, sudar y oler como un cerdo.
Debería utilizar el teléfono interior, llamar a mis compañeros de librería:
-Por favor ¿Puede bajar alguien a echarme una mano con las cajas? Quedan doce más: si nadie me ayuda voy a tener que dar tres viajes como mínimo. Y las cajas están hasta arriba de libros.
Ellos deberían de bajar y cargar también: son las normas del departamento: todos los vendedores hemos de acudir en busca de la mercancía desde que llegue al almacén. Las cajas guardan los libros que hemos pedido, los que vamos a tratar de vender: por los que cobraremos comisiones si los vendemos.
No me atrevo a llamar a mis compañeros: tengo miedo de caerles mal: ellos ya saben que estoy aquí: escucharon la llamada del almacén, me vieron bajar: sé que les desagrada cargar: les hace sentirse vendedores de segunda categoría: no les gusta sudar: además está el gran tema del dinero: si no están arriba, vendiendo, pierden las comisiones que eso conlleva.
Para cargar no puedo quitarme la chaqueta ni la corbata: el gran centro comercial donde trabajo lo prohibe: los clientes han de vernos, siempre, perfectamente uniformados, aseados y sin sudar.
Mierda: estoy sudando como un cerdo: seguro que me riñen.
Es la cuarta vez que vengo por mercancía en este día, decimotercera en la semana: siempre solo, sin atreverme a pedir ayuda a nadie.
Los guardias del almacén se ríen:
-¿Te ha tocado otra vez cargar a ti?
-NO IMPORTA –les miento sonriente- Así hago ejercicio: es terrible andar tieso por la sección, dando vueltas, esperando que alguien venga a comprar algo.
Se ríen más de mí. Ojean los libros que cargo: hacen bromas estúpidas con ellos:
-¿Tienes algún libro donde salgan fotos de mujeres desnudas? –dice uno.
-¿Y aquí dice cómo follarme a la secretaría del director? –dice otro.
Tengo prisa, pero no me atrevo a quitarles los libros de las manos. Ellos son auxiliares de seguridad, no tienen derecho a tocar la mercancía…¡Yo no estoy jugando! ¡Estoy trabajando! ¡Los odio!… Callo, espero paciente, finjo risas causadas por sus tonterías: deseo caerles bien, que piensen que soy un tipo simpático: que no la tomen conmigo.
….
Cuarenta y cinco minutos más tarde, tras terminar el último de los tres viajes, me encierro en el baño del almacén: seco mi frente con papel de baño, rocío de colonia mi cabello y traje: vigilo, en el espejo, que mi sonrisa siga pareciendo auténtica.
SOY UN GILIPOLLAS
Y un cobarde: toda mi vida he preferido callar antes que tener que enfrentarme a cualquiera: ni siquiera me atrevo a discutir. No soy nadie: no tengo estudios universitarios: soy un estúpido vestido con un traje barato, trabajando por el sueldo mínimo permitido por un gobierno para ricos en un trabajo que hasta las amas de casa, de sesenta años y sin preparación, pueden desempeñar mejor que yo.

Y estoy gordo: tengo una barriga asquerosísima.
Normal que, cuando estamos solos, a mi novia nunca le apetezca follar.
Además, si consigo meterle la polla no logro la contención ni cinco segundos: me corro enseguida: en algo soy perfecto: mi eyaculación precoz no falla jamás.
Ni idea de porqué mi novia no me olvida: ni siquiera puede sentir pena por mí: he logrado convertirme en un gran perdedor por mis propios méritos, sin la colaboración de nadie: sólo siendo como soy.

Vergüenza. Asco es lo que siento cuando me miro en el espejo.

«Diarios Secretos de Sexo y Libertad»

Rafael Fernandez

Para descargar el Pdf seguid este Link

El miedo o temor es una emoción caracterizada por un intenso sentimiento, habitualmente desagradable, provocado por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta en todos los animales, por ejemplo el ser humano. La máxima expresión del miedo es el terror. Además el miedo esta relacionado con la ansiedad.

El Miedo

Sintiendo miedo miedo miedo me despojo de mi espectro
Suavidad de luna en mis entrañas duele el alma en cada pausa
Se me escapa no cpmprendo no me alcanza
La sinapsis de mi ansia es mi ignorancia 
que me atrapa y es la magia que me arrastra 
muriendo en mi locura extraña 
El frio intenso de mi alma 
de mi alma congelada 
 
Freno lo que creo revulsivo y es mi sino
demostrar que yo no he sido 
Y no he podido 
O no he querido reventar mi condición 
La condición un silogismo que se esconde trás mi instinto 
y es distinto mi organismo 
sin control ya no es el mismo 
un seismo en mis neuronas
Nurse i need my soma 
 
Me hundo me fundo y confundo mi mundo 
Bcce y es cuestión de segundos
 
Gritando ahullando rompiendo mi piel 
y mis dendritas funcionando al revés 
las la adrenalina por 10 sangre en mis venas por 10
las bpm por 100
 
El demonio es la ansiedad que hace estallar mi integridad
mis sentimientos emociones conciencia subjetividad
esos conceptos inconmesurables 
mi bioquimica es la culpable 
 
Y mi entorno ya no es nada 
el vacío me acapara 
en una esfera que desata mis sudor hacia mis palmas
mis esfínteres se rallan la vorágine en mi alma 
trás la tempestad llega la calma 
 
Me hundo me fundo y confundo mi mundo 
Bcce y es cuestión de segundos
 
I am bored dissatisfied unhappy discontent demotivated unsatisfied in a mess 
I’m just a fleck of dust i have lost my sight 
I don’t know where i have parked my life 
Psicotropics doesn’t rise my style 
nothing else to do for the rest of my time 
I want to dope the bowels of my wisdom 
I try to explain de nonsense of my visions 
The liquid was sweet to the taste 
for my rakish aim 
I expect nothing at all 
not a bit of  faith
not a bit of  faith
not a hope to hold 
Is in my hands I feel I’m sweating cold 

Morfema 1999 (Nicolás Sanchez 83 – Madrid)

No recuerdo cuando y en internet no encuentro ninguna referencia al respecto (···)  pero unos neurocientíficos de quiero suponer una Universidad Americana, lograron aislar un compuesto químico llamado BCCE.

Este compuesto basicamente provoca ataques de pánico inducidos voluntariamente y probado en monos Rhesus se pudo valorar su efectividad dado que los monos entraban en unos estados francamente lamentables, histéricos los animalitos, y yo en mi condición de rapera neurocientífica me apunté el dato y me escribí un tema.

Se me ocurrió pensar que estaría bien inventarme un traficante de drogas que vendía este compuesto sintetizado en un comprimido, dada la estupidez inmarcesible de la plebe que nos rodea que por aquello de vivir experiencias diferentes eran capaces de provocarse a si mismos dichos ataques de pánico por molar más que el de al lado y por poder diferenciarse del resto «porque mi ataque de pánico ha sido la ostia neng…… a ver si me lo superas….»

Luego de escribir el texto me enteré que Ray Loriga habia hecho algo parecido en «Tokio ya no nos quiere» la diferencia es que en su libro el traficante vende la droga del olvido y a  mi pues que quieres que te diga…. me hizo mucha ilusión que se me hubiera ocurrido algo así y que tuviera algo que ver con Ray que a mi me encanta, con ese aura de poeta maldito y en estos tiempos que corren de pura vanalidad y desdén.

(···) Lo acabo de encontrar en una libreria  de segunda mano en internet desvandellibro.net y un único ejemplar asi que dejo la actualizacón de la historia para cuando lo reciba.

M.

M se ha identificado en exceso con el miedo, de tal manera que gran parte de su forma automática de ir por el mundo se deja arrastrar por éste.

Una de las consecuencias directas de esta pasión es la respuesta ansiosa que este eneatipo experimenta interiormente. La angustia podría parecerse a la sensación de que, en cualquier momento, el techo se le va a desplomar encima.

Aquí, la ansiedad podría definirse como una respuesta al miedo no identificado, la cual hace que se disparen las defensas de autoprotección y las alarmas para la supervivencia, sin saber muy bien de dónde viene la amenaza.

M, a.k.a el Leal, a.k.a el Cobarde, tiende a volcarse en el futuro y cualquier preocupación suele derivar en sintomatología ansiosa, como la incapacidad para conciliar el sueño, la tensión y el agotamiento que puede generar una mente llena de pensamientos obsesivos.

M reaciona ante el miedo de diferentes formas, a veces  tiene por tendencia contraerse y encogerse ante el miedo, buscando las zonas de seguridad donde la amenaza pueda ser disipada. Prefiere evitar los callejones oscuros, asegurarse de cerrar la puerta con llave o, en general, no correr riesgos innecesarios. Actúa con especial cautela, se vuelve cálido, modesto y tiende a ser más dócil y disciplinado con respecto a las normas y a la autoridad, con la finalidad de evitar el castigo, o a veces pega primera y pregunta después y ante la amenaza, aparentemente se crece y, como reacción, se anticipa a plantarle cara al miedo. Si percibe la posibilidad de que surja alguna hostilidad, saca las garras. Prefieren dar el primer golpe a que el otro le pille desprevenido y adopta una postura agresiva y desafiante. Suelen ampararse en una imagen atractiva de fuerza y dureza.

A pesar de que suele haber una cierta estabilidad en la manera de reaccionar ante el miedo se pueden ir alternando con el tiempo ambas actitudes.

Suele darse una interiorización de las normas establecidas, sobre todo en la variante fóbica, de tal forma que se siente incapaz de quebrantar las leyes. Todo tiene un orden establecido y un procedimiento por el cual llevar las cosas a cabo.

La autoridad es un símbolo del poder castigador. Tiende a ser muy cumplidor con los jefes, cuerpos de seguridad o quienes ostentan los más altos puestos en la jerarquía, a la vez que se crecen ante quienes se sitúan por debajo en el orden piramidal.

En la variante rebelde se combina la lealtad con una actitud más desafiante, cuestionadora y rebelde ante quienes poseen dicha autoridad legal o moral.

Se le apoda “El Leal” debido a la constante fidelidad que muestra a sus amigos, personas queridas y a sus propias creencias.

Esta lealtad en gran parte también está condicionada por el miedo. Ante la necesidad de aferrarse a algo seguro, defiende a capa y espada las relaciones en las que encuentra un soporte externo y también aquellas ideas o principios que le permiten dormir tranquilo, pudiendo llegar incluso al fanatismo.

La necesidad de crear relaciones de dependencia donde sentirse seguro convive a la vez con su tendencia a la desconfianza.

El Seis busca recibir apoyo, aunque sin ser avasallado. Espera que los demás lo tengan en cuenta, mas no desea generalmente sobresalir ni ser el centro de atención. Necesitan saber que pueden contar con los demás, pero también es imprescindible mantener cierta distancia.

Cuando se disparan sus alertas ante la proximidad no deseada de una relación, cuando se siente en el punto de mira, nace la desconfianza. Esto generará una lucha interna entre el deber (la lealtad al otro y su firmeza en no fallarle) y el miedo generado (la desconfianza que subyace en cuanto a las intenciones de los demás).

Sin embargo, dejarse llevar abiertamente por sus impulsos belicosos podría hacer peligrar el amparo que obtiene de los demás. Por ello mismo, crea relaciones cálidas en forma de protección al otro o donde él mismo se sienta protegido.

Al estar muy volcado en el futuro, invierte únicamente en aquello que le da garantías y proporciona seguridad. A veces lo busca en el matrimonio, en un grupo de amigos u otras veces en libros de autoayuda o grupos políticos, sociales o religiosos que le sirven de referencia.

Es propenso a meterse en planes de pensiones, inversiones seguras o embargarse en estudiar oposiciones con el fin de obtener un trabajo seguro y para toda la vida. También pueden llegar a proveerse de ciertos suministros en demasía debido a una prudencia exagerada, por miedo a si se agotaran sus reservas en caso de necesidad.

Tiene un radar interno que le sirve como localizador de problemas. Posa su mirada en el mundo bajo una actitud de catastrofismo. La anticipación al peligro es necesaria para prepararse a la adversidad y sentirse más capacitado ante los problemas emergentes.

M suele convivir de forma continua con la duda. Esta ambivalencia le lleva a perderse en la indecisión, a dar vueltas una y otra vez a las diversas opciones disponibles y a cuestionarse cuál es la más correcta.

Quizás podría quedarse un buen rato decidiendo que camisa comprarse o bien qué plan llevar a cabo. El caso es que la incertidumbre, generada por la ansiedad y por el miedo, también inunda sus propias creencias cuando no encuentra un apoyo externo, llegando a verdaderas batallas mentales.

M es un experto en buscar segundas intenciones en los demás. Puede llegar a leer entre líneas a través de una suspicacia muy desarrollada que, en muchas ocasiones, propicia el pensamiento paranoico.

En base a las preguntas que surgen en la mente a razón de la desconfianza, surgen interpretaciones mentales de lo observado, llegando a elaborar hipótesis a veces muy retorcidas acerca de la mala intención de los demás.

Suele pensar antes de actuar. La excesiva prudencia, debido a la inseguridad en uno mismo, le lleva a postergar la acción continuamente.

Sin embargo, esta tendencia a la mesura se suele combinar puntualmente con actitudes rebeldes y temerarias que le sirven como vías de escape a su propia impulsividad reprimida. Por ejemplo, podría dejarse llevar en situaciones que despertaran su adrenalina, como la conducción brusca e imprudente.

Teoriza mucho y tiende a indagar en fuentes de información fiables para llenarse de datos y conocimientos, lo cual le permite sentirse más seguro y con mayor certeza a la hora de hablar o de actuar.

Al estar en la tríada del pensamiento, reprime sus impulsos, los cuales son acallados tras una continua racionalización. Vive con un excesivo culto a la mente, ya no sólo en cuanto a acumular conocimientos, sino como instrumento para procesar la realidad.

Se alza a la mente por encima de cualquier otra opción. Tiende a ser un devoto del pensamiento empírico, con resistencias a la hora de aceptar otras posibles realidades fuera de lógica y sentido común.

Podría llegar a  aceptar principios emocionales, sociales o espirituales que escapan a la razón si con ello se siente integrado en un grupo de referencia. Sin embargo, al ser un cuestionador nato, entra en un conflicto interno entre el amparo del grupo y la desconfianza en los principios que promulgan los demás.

M piensa :

  • Es mejor estar seguro antes de actuar.
  • Piensa mal y acertarás.
  • Para las buenas o para las malas, los demás pueden contar conmigo.
  • Más vale prevenir que curar.
  • Las normas se han establecido por el bien común y hay que cumplirlas.

M teme básicamente encontrarse perdido, abandonado y desorientado, sin una guía o referencia estable hacia la que poder encaminar sus pasos.

La necesidad de diferenciar entre lo que es correcto y lo que no, le lleva en muchas ocasiones a trasladar la autoridad hacia fuera. Por ello mismo, necesita y se siente seguro con unas pautas externas sobre cómo actuar de forma correcta.

En diversas ocasiones suele integrarse en grupos religiosos, políticos o instituciones reglamentadas que fijen las reglas.

Otras veces simplemente se apoya en las normas sociales (leyes, protocolos, tradiciones…) para apaciguar la falta de orientación interna y la inseguridad.

En muchos sentidos pierde su propia orientación, la voz interna que le llevaría a permanecer en su centro. Por esto mismo, cuando no encuentra un punto de referencia externo, entra de lleno en la duda, la cual dispara la ansiedad y la angustia.

M presenta como principal mecanismo de defensa la proyección, a través del cual las emociones, los pensamientos y las intenciones no reconocidas en él mismo son atribuidos a los demás.

La propia inseguridad se traslada hacia el exterior, hacia las otras personas, quienes pueden en cualquier momento fallarle o bien causarle algún daño.

M ha aprendido a reprimir sus impulsos, por ser interiorizados como algo negativo o inadecuado en uno mismo. La proyección hace que dicha amenaza interna no aceptada se vuelque hacia los demás.

A través de este mecanismo, consigue aliviar la propia carga, el conflicto interno entre una rígida estructura mental y los propios impulsos, los cuales son percibidos como una amenaza.

Al no aceptar en muchas ocasiones dicho conflicto interno, consigue creerse que el causante de su malestar y de su inseguridad, por fuerza, ha de ser alguien o algo externo. Eludir la propia culpa hace que se muestre a la defensiva y adopte una postura victimista.

Secundariamente, es capaz de abandonar su posición de fragilidad, propia de la victimización, e incorpora en si mismo el peligro externo.

A través de este mecanismo de defensa, denominado “identificación con el agresor”, si se siente amenazado, el Seis acabará convirtiéndose él mismo finalmente en una amenaza para el otro.

Ante esta idea de “la mejor defensa es un buen ataque”, se podría considerar como ejemplo el empezar una pelea cuando se atribuye a la otra persona intenciones hostiles.

De niño, M recurrió a reprimir con culpabilidad sus propios impulsos para sentirse así aceptado por su entorno.

La sensación de que hay algo malo, negativo o no válido dentro de si mismo le lleva a una profunda inseguridad interior.

Además, tal y como hemos comentado anteriormente, dicha negatividad interna se proyecta hacia fuera, por lo que es habitual que desde pequeño M haya convivido con una fuerte sensación de miedo, ya sean racionales o irracionales.

La infancia de M se vió envuelta por un ambiente de impredecibilidad, marcado mayoritariamente por la principal figura de autoridad (generalmente el padre).

Suele ser común la convivencia desde pequeño con un progenitor con problemas de alcohol u otras drogas, propenso a una gran inestabilidad emocional y conductual en general.

Ante esta situación, la autoculpación o la interiorización de que hay algo malo en él mismo es la única salida para evitar o prevenir el castigo por parte de la autoridad.

Con todo esto se deduce que, más allá de la apariencia externa, el Seis encierra en si mismo a un niño que se ha sentido muy culpable y con mucho miedo a lo que pueda ocurrirle.

En la unión sexual suele darse también una necesidad de fusión con el otro. Para ello, proyecta por lo general un ideal de pareja con el que, si no llega a estar a la altura de sus expectativas, es posible que termine tomando distancia por sentirse defraudado.

Su desconfianza inherente suele contagiar la parcela sexual. De tal manera que puede llegar a rituales de espionaje (registrar el teléfono móvil, hacer interrogatorios…) respecto a su pareja, de quien teme que pueda estar engañándolo con otro.

Puede ocurrir que, ante el temor a no dar la talla o a no funcionar “correctamente” en lo sexual, a la hora de relacionarse ponga más atención en la propia ansiedad catastrofista que en el disfrute, generando así problemas de impotencia o vaginismo.

Entre los elementos o rasgos físicos comunes destacaría la mirada escrutiñadora, vigilante del entorno. En muchas ocasiones, es capaz de posar su vista fijamente sobre otra persona sin tomar conciencia realmente de ello. Prefiere observar antes que hablar.

Su cuerpo encierra una alta carga de rabia, mostrando muchas veces una actitud agresiva ante el mundo y procura mantener una justa distancia física con el resto del mundo.

De alguna manera, es como si su propio cuerpo fuera una prolongación física de la desconfianza albergada en su interior.

En los momentos de estrés, M se decanta por aferrarse a toda costa a una imagen de sí mismo que pudiera generarle mayor seguridad. Podría surgir la necesidad de desvalorizar a otros para crecerse y compensar así su baja autoestima.

Puede también invertir más tiempo y energía en el trabajo o bien, por otro lado, entrar en competitividad con otros grupos a través de los grupos políticos, sociales o religiosos que lo representan.

En su camino hacia la integración, M consigue manejar su vida de manera más relajada y tranquila, traspasando la ansiedad habitual para conectar mayormente con su voz interna, capaz de orientarle a satisfacer sus propias necesidades.

Por otra parte, desarrolla una mayor autonomía e independencia en sus relaciones personales, fruto de la solidez interior alcanzada. Pasa de establecer lazos de dependencia con los demás a disfrutar de su compañía, consiguiendo confiar más en la vida que le rodea.

M se define por ser alguien racional, comedido, leal, desconfiado, catastrofista, suspicaz, tradicional, ansioso, estructurado, dubitativo, paranoico, hipervigilante, teórico, cuestionador, inseguro, normativo, comprometido, víctima y responsable.

Clones de M

Fuente : terapiahumanista.es


El Segundo Círculo del Infierno

Soy  lo suficientemente fuerte como para ser amable, lo suficientemente abierta para poder ser tocada, lo suficientemente vulnerable para poder ser herida, lo suficientemente segura para poder estar equivocada y lo suficientemente rica para poder ser generosa.

Someter la razón a la pulsión.

 

En el segundo círculo del Infierno de Dante, se encuentran aquellos que han pecado de Lujuria. Dante condena a estos «malefactores carnales» por dejar que sus apetitos sobrepasaran su razón. Ellos son los primeros en ser verdaderamente castigados en el Infierno, pero estos primeros círculos del infierno son pecados menos graves ya que son aquellos en los que uno se ha dejado llevar por los instintos.

 

La almas en este segundo círculo son llevadas de un lado a otro por terribles tormentas, que los embiste contra el suelo, las montañas y entre ellos sin poder descansar. Esto simboliza el poder de la lujuria de hacer a uno vagar sin motivo ni destino.

 

Minos, juez de este segundo círculo infernal,  sumerge a estos pecadores en un gran torbellino que les agobia en la soledad más absoluta; el concepto de soledad parece ser la causa a largo plazo de estas personas que en su ansia lujuriosa buscan placer inmediato y acaban en penumbra debido a no saber fomentar un placer más contemplativo y prefieren el placer carnal instantáneo.

 

 

Y la pulsión se hizo carne.

 

M comparte un trasfondo general de rabia, reacciona desde un cimiento emocional de ira y tiene problemas con la apropiada concepción racional, es decir: el pensar claramente.

Es dinámica, fuerte e independiente. Demuestra la virtud del poder y sabe cómo ejercer influencia para propósitos constructivos. Es una líder natural que inspira a otros, protege al débil y se esfuerza por la justicia. Usa su fuerza para sacar adelante las cosas y tiene el valor y la voluntad para poner en práctica y ejecutar nuevas ideas. Es honrada y directa, produciendo un enérgica y fresca satisfacción en cualquier cosa que realiza.

Es una  amiga leal y generosa que protege aquello que es delicado y vulnerable en los demás. Ésta es, al mismo tiempo, una metáfora de cómo se relacionan consigo misma. Debajo de su fuerte armadura externa se encuentra cobijada una parte de sí misma más infantil y vulnerable. Esta parte se encuentra relacionada con la inocencia. Puede con toda facilidad ver el mundo como por primera vez a través de los ojos de un niño. Tiene un amor relacionado a lo natural y espontáneo que es una fuente de espiritualidad y evoca esta calidad inocente.

M es asertiva, confiada en sí misma y fuerte, ha aprendido a luchar para conseguir lo que necesita, quiere y desea. Está orientada a la acción; tiene una actitud de «puedo hacerlo» y cuentan con una gran motivación interna. Le encantan los desafíos y es hábil para iniciar proyectos; toma la iniciativa y hace que las cosas ocurran. Es una líder natural que los demás respetan y a quienes acuden en busca de orientación. Decidida, autoritaria y dominante, M se gana el respeto a través de ser honesta y utiliza el poder en forma constructiva defendiendo y protegiendo a la gente, actuando como proveedora,  promotora de causas nobles y empresas valiosas. En su mejor estado: se vuelven moderada, magnánima, misericordiosa, valiente y tolerante.

En circunstancias normales a M le preocupa llegar a ser autosuficiente así como independiente a nivel económico. Es  pragmática, emprendedora, trabajadora y muy audaz; le encantan las aventuras y correr riesgos para ponerse a prueba y reafirmarse.

Cuando M entra en disfuncionalidad, su interés por el poder comienza a denigrar y a corromperse y empiezan  a cubrir sus vulnerabilidades con agresivos despliegues de fuerza. Se sobre-identifica con ser fuertes como una forma de negar su lado tierno y sobrevivir en un mundo que consideran peligroso. También tiende a los excesos –quedándose despierta hasta muy tarde, haciendo demasiadas cosas, manejando a excesiva velocidad y extraviándose de cierta forma en las adiciones para adormecer sus sentimientos más vulnerables.

Empieza a querer dominar todo el ambiente (incluso a la demás gente) y se vuelven enérgica, agresiva, orgullosa, egocéntrica y expansiva: se convierten en «el jefe» cuya palabra es ley. Impone su voluntad y visión en todo y no ven a los demás como sus iguales ni los tratan con respeto. Siente que deben salirse con la suya y se vuelven confrontadora, beligerante y desafiante. Todo lo convierten en una prueba de voluntad y nunca cede. Utiliza amenazas y represalias para que los demás la obedezcan, para mantenerlos en desequilibrio y con una sensación de impotencia. Sin embargo, el trato injusto hace que los demás tengan resentimientos y existe la posibilidad de que se agrupen en contra de ella.

M se aferra a su poder y quiere prevalecer con el control sin importar el costo. Se vuelve totalmente cruel, violenta, inmoral y despiadada, dictatorial y opresiva. No admiten la culpa, ni el temor ni cualquier otro sentimiento humano. Comienza a desarrollar ideas delirantes acerca de sí misma y se siente omnipotente, invencible e invulnerable. Cada vez se vuelven más temeraria y si siente que está en peligro se vuelve vengativa y  salvaje, puediendo destruir con crueldad a todo aquel que no haya acatado su voluntad.

Su motivaciones clave es tener confianza en sí misma, probar su fuerza y resistir la debilidad, ser importante en su mundo, dominar lo que les rodea y tener el control de todas las situaciones.

Su miedo básico es ser herida o dominada por otros
Su deseo básico es protegerse, tener el control de su propia vida y de su destino.

Centro: Instintivo
Pasión: Lujuria
Fijación: Venganza
Visión de sí mismo: Yo puedo
Estructura de temor (lo que evita): Debilidad
Estructura de deseo: Sentirse fuerte y salvador
Trampa o justificación: Justicia
Otros descriptores: Actitud castigadora, rebeldía, dominación, insensibilidad, embaucamiento, cinismo, narcisismo, autonomía, predominio sensomotor, intimidación, afición al riesgo.

Con la Lujuria a flor de piel:

Martin Luther King Jr, Mikhail Gorbachev, George Gurdjieff, Pablo Picasso, Richard Wagner, Sean Connery, Susan Sarandon, Glenn Close, Russel Crowe, John Wayne, Charlton Heston, Norman Mailer, Mike Wallace, Barbara Walters, Ann Richards, Toni Morrison, Lee Iococca, Donald Trump, Leona Helmsley, Frank Sinatra, Bette Davis, Roseanne Barr, James Brown, Chrissie Hynde, Courtney Love, Fidel Castro y Saddham Hussein.


El Milagro Es Coincidir

Un espacio infinito

Un tiempo eterno.

El milagro es coincidir.

Coincidir aquí y ahora.

Y saber 
que es un rato la vida.

Y que un rato 
es poco.

Fuente: Antonio Más Morales en  Antoniomas.com


Veneno


Es sorprendente que los seres humanos a veces llamemos amor a las emociones y conductas más extrañas y desviadas. Algunas personas confunden el amor con la posesividad más destructiva, y otras se sienten enamoradas de personajes egocéntricos que les reportan casi puros sufrimientos y malos tratos. Cientos de veces tratan de arrancarse de ellos, para volver otras tantas a buscarlos. Todos tenemos cosas que ocultar en nuestra vida amorosa. El problema surge cuando no son actos esporádicos, sino hábitos permanentes. Si compulsivamente damos todo por el otro, incluso la propia cordura, y creemos que esta penosa autodestrucción es un acto amoroso, ha llegado el momento de preguntarse: ¿es amor o es adicción?

La intensidad de la adicción en el amor suele estar en directa proporción a la profundidad de necesidades afectivas básicas mal resueltas en la infancia. Al igual que en las adicciones al alcohol o a las drogas, la dependencia llevada al extremo de ceder el control de la propia vida a algo o alguien fuera de uno mismo, está basada en algún tipo de miedo. Miedo a sufrir, al fracaso, a la soledad, a la rabia, a la culpa, a decepcionar o a morirse. Los amantes se apegan uno al otro, cegados por la ilusión de que la relación amorosa de alguna manera arregla sus miedos.

Llamamos relaciones adictivas a aquéllas que son laberintos sin salida o historias que sólo pueden terminar mal. O a aquéllos insistentes apegos a personas inalcanzables e incapaces de comprometerse, o que ya están comprometidos. O a relaciones que carecen de lo que uno o ambos miembros de la pareja necesitan: amor, ternura, sexualidad, honestidad, apoyo emocional. Y, en los casos más extremos, a relaciones que son campos de batalla donde la rabia y el abuso predominan.

En las relaciones adictivas, el te necesito, propio de todo vínculo amoroso, se convierte en demanda obsesiva o en pánico permanente frente a una posible pérdida. Si, por agotamiento, se dan pasos para terminar ese dañino lazo, los amantes sufren agudos síntomas de privación. Al igual que en las adicciones a sustancias químicas, se observan síntomas síquicos angustia, insomnio, desesperación y físicos opresión al pecho, sudoración, mareos, jaquecas, que sólo se alivian cuando se restablece el contacto con el ser amado. Permanecer en relaciones destructivas puede ser dañino para la salud. Sin embargo, no todo es tan negro y sombrío. Terminar una relación amorosa enfermiza es difícil pero no imposible. Algunos lo logran por sí mismos, otros requieren de ayuda. Lo importante es que usted se dé cuenta de que quién le quita su autoestima no va ser el que se la devuelva. Al contrario, en cada intento por restituir la dignidad perdida, quedará más dolido y devaluado. No gaste más tiempo ni energía. Atrévase, pierda el miedo. No sólo va a sobrevivir, sino que experimentará un intenso alivio. Se lo aseguro. Porque eso no es amor: es adicción.

Mucha gente racional y equilibrada establece, a pesar de sí misma, relaciones amorosas adictivas que sólo les reportan sufrimiento. Infructuosamente tratan de romper con su pareja, convirtiéndose ésta en una prisión de la cual no logran escapar. Se sienten invadidos por la angustia frente a la más mínima señal de abandono. El miedo a la soledad los paraliza y pagan cualquier precio con tal de evitar la ruptura. Si usted ha malgastado suficiente tiempo en tratar de cambiar a quien sistemáticamente lo daña o rechaza, he aquí algunas sugerencias prácticas que pueden ayudarlo a romper las cadenas.

La primera tarea es comprender que el costo de mantener la ilusión de que lo aman lo está llevando a la ruina, en términos de respeto por sí mismo, autoconfianza y salud mental. Las personas atrapadas en el mal amor tienden a hacerse trampas a sí mismas con tal de permanecer en una relación que va en contra de su salud. Se convencen de que lo que tienen es mejor que nada, de lo mucho que perderían si se quedaran solos y de varias otras consideraciones prácticas. Familiares y amigos, cansados de verlos sufrir, ven cómo sus intentos de hacerlos entrar en razón se estrellan contra creencias profundamente arraigadas que reflejan miedos impermeables a todo argumento racional. Me quedaré solo para siempre, a pesar de todo, lo quiero o no puedo vivir sin él (o ella), son frases típicas que invitan a reflexionar sobre el abuso que se hace de la propia inteligencia en la creación de razones para seguir con la pareja. Es importante identificar de dónde proviene el hambre de afecto que le impide dejar la relación. Conviene escribir todas las situaciones y sentimientos que acompañan la relación amorosa. Esto le permitirá apreciar más objetivamente la frecuencia y forma de los sinsabores que, desde hace tanto tiempo, soporta. Descubrir conductas que se repiten una y otra vez, posibilita sacar conclusiones y asociarlas con relaciones amorosas anteriores. También le protegen de seguir autoengañándose. A continuación, haga conexiones entre el niño que usted fue y la inseguridad que siente cuando su pareja se aleja. Pregúntese desde cuándo lo acompaña la angustia que la relación, por mala que sea, le ha permitido mantener enterrada. Cierre los ojos y piense en lo que ve y en cómo representa usted su propio vacío. Intente descubrir los miedos que la ausencia del otro desatan. Por último, busque redes de apoyo emocional. Amigos y familiares podrán sostenerlo en los amargos momentos de la ruptura. Terminar es difícil, despierta sentimientos de desamparo, y la soledad es mala consejera. Quienes lo quieren de verdad podrán ayudarlo y reflejarle situaciones autoengañosas que la angustia le impide ver.

Permanecer en una relación insatisfactoria es una tragedia personal, que destruye la opción futura de un amor nutritivo. Romper las cadenas de un amor obsesivo puede ser tan complejo como salir del alcoholismo. Al igual que en éste, la larga travesía comienza con reconocer que se está insanamente enganchado y termina con la alegría que reporta recuperar el control de la propia vida. Poder decir con alivio: no era amor, era adicción.


Espiral Ascendente

Soy la neurona abandonada a su suerte entre sinapsis de dolor y neurotransmisores enfermos quebrándose en nada, partiéndose en pedacitos de dolor pero de ese que duele dentro, eclipsada por mi fantasía de lo que quise hacer de ti y sin intención de hacerte daño he tenido la certeza de querer aniquilarte.

Lo peor es la ignorancia, lo peor es haber imaginado vidas, luchas, llantos, perdones, delirios y suertes, lo peor es darse cuenta de que es un monólogo y va a seguir siéndolo, que sin ti mi vida no va a cambiar nada y voy a seguir sola como antes. Es dejar marchar mi fantasía lo que me hunde en una espiral delirante y estúpida, que para soñarte no me había hecho falta conocerte.

El silencio molesta y la distancia molesta y la falta de empatía molesta, que tus células no sientan mi dolor molesta, que yo sienta las tuyas porque quiero vivir en ti ya no molesta sino que mata, que el edredón de las sinapsis no te quiera también molesta y echarte de menos verdaderamente me arrastra a la  más absurda de las demencias.

¿Pero a quien hecho de menos? ¿Al que yo me invento cada día y olvido cada noche para despertarme con él clavado al higado cada mañana o a ese que no me interesa para nada y que no se parece en nada a ti y por eso me lo he tenido que inventar para poder establecer un vínculo que tu necesitas mantener?

¿Es amor que te quiera proteger de ti mismo, es amor que me faltes cada instante, es amor que me angustie hasta el delirio la inmensa pena de tu extravío, es amor que sin tí una parte de mí se sienta incapaz aterrorizada e impotente, es amor que quiera volar contigo y sabiendo que no tienes alas me haya quedado en tierra para no perderte?

Amor es soñar con tu sonrisa porque es lo único que quiero, verte feliz,  pero me traiciono porque miento y lo que quiero es poseerte y tu felicidad sin mi es algo que mi ansia no quiere y no va nunca a entender, amor es imaginarte la piel bajo mis manos zurciendote a la vida para que no te caigas al vacío de tu propia nada, amor es verte a través de las lágrimas de mi impotencia por no tenerte y aun asi quererte más y que duela el alma por perder para que tu ganes.

Amor es soñarte cada madrugada atado a la pata de mi cama porque no soporto la idea de tu vida sin mi.

Amor es ver como se ilumina tu cara cuando me ves  y saber que eso forma ya parte de mis recuerdos.

Y dejarte ir…


Bañarse En Lágrimas

Por Sobonfu Somé*

Para muchas personas la pena es una opción. Mirando mi propia vida, me di cuenta de que se trata de una cuestión de vida o muerte. De hecho, a lo largo de mi vida, la pena ha sido un tema importante, desde el llanto infantil para comer hasta el sentimiento de un dolor profundo por pérdidas cuando crecí. Mi primer recuerdo de profunda aflicción fue cuando era pequeña, con cinco o seis años. Una de mis amigos murió. Estaba tan sorprendida y confundida por todo el asunto, especialmente cuando me dijeron no que nunca más lo volvería a ver físicamente. Lloré durante mucho tiempo y no me entraba en la cabeza que mi amigo había muerto. Cada día tenía la esperanza de jugar con él, pero no estaba allí. Mi comunidad me recordaba suavemente, «¿recuerdas que murió?”. Me apoyaron y lloraron conmigo. Aunque lloré durante mucho tiempo, más de un año, se aceptó como algo normal de la vida. Nunca se me pidió, que dejara de llorar, más bien lo contrario: «¿Has llorado suficiente? ¿Has gritado suficiente?»

Para mi pueblo, los dagaras de Burkina Faso, creemos que en la vida es necesario llorar. Cuando lloro estoy rodeado de familia que me acompaña y puedo lloran tanto como quiero. Experimentamos conflictos, hay seres queridos que mueren o sufren, tenemos sueños que nunca llegan a concretarse, surgen enfermedades, se rompen relaciones y hay desastres naturales inesperados. Es tan importante tener formas de liberar esos dolores para mantener nuestro equilibrio… Dejar a un lado un dolor antiguo sólo hace que este crezca hasta que ahoga nuestra creatividad, nuestra alegría y nuestra capacidad para conectar con los demás. Incluso nos puede matar. A menudo mi comunidad utiliza rituales de duelo para sanar heridas y nos abre a la llamada del espíritu.

Pensaba que esta perspectiva sobre el dolor era natural para todo el mundo, hasta que llegué a Estados Unidos. Estaba con una amiga que había tenido un conflicto con su familia y sabía que la situación no era fácil para ella. Un día la escuché llorando sola en el baño. A través de la puerta, le pregunté si estaba bien. Dijo, «Sí, estoy bien!» Me dije, “Dios mío, hay algo aquí que no cuadra». Las personas que deberían apoyarla no estaban allí. Sentí el conflicto y me pregunté qué haría mi abuela en esta situación.

Cuando murió mi abuela, yo era una adolescente. Me vi sobrepasada por una pena inmensa, devastadora, que no podía superar. Estaba bloqueada por un sentimiento de rabia, de traición e incluso de odio. Me preguntaba, ¿cómo ha podido mi abuela hacerme esto? Todo el mundo estaba lamentándose a mi alrededor. Me hicieron un espacio. Todos hicieron turnos para consolarse. Por suerte, las setenta y dos horas de tiempo habituales para este tipo de duelo se prolongaron durante cinco días. Cuando todo el mundo había terminado, a mi todavía me quedaban muchas ganas de llorar y las personas todavía permanecían allí para acompañarme. Aunque comencé mi duelo tarde nunca me sentí incómoda con los que me rodeaban. Es natural que las personas que te rodean empiecen a lloran cuando tú lo haces. Sabemos que cuando sientes pena no es personal, es de todo el grupo. Experimentamos una sensación colectiva, para que una persona no tenga que soportar todo el peso del sufrimiento.

Muchos años después, mientras vivía en Estados Unidos, tuve una crisis de relación. Sentí que me moría. Me di cuenta que me sentí sola en mi pena, mi alma, corazón y mente continuamente colisionaban. No encontraba una explicación intelectual a mi sufrimiento. Encontré mucho alivio en diversas comunidades de aquí y cuando llegué a casa todo el mundo me acompañó en la aflicción y, de repente, me sentí más ligera.

Hay un precio para no expresar la tristeza. Imaginémonos si nunca laváramos la ropa ni nos ducháramos. Las toxinas que el cuerpo produce sólo en el día a día acabarían siendo realmente apestosas. Esto es lo que ocurre con las toxinas emocionales y espirituales. Lo que debemos recordar es que cuanto más aumentan estas toxinas, más tendemos a culpar o lastimar a los que nos rodean. Nadie ataca a otro con alegría: cuando alguien lastima o ataca a otro es porque está demasiado herido o afligido.

Puede haber tanta tristeza que crecemos adormecidos por las emociones ignoradas y soterradas que llevamos en nuestros cuerpos. El dolor y el daño inexpresado hieren a nuestras almas y pueden vincularse directamente a nuestro sentimiento general de sequía espiritual y confusión emocional, por no mencionar las muchas enfermedades que experimentamos en nuestras vidas. Muchos sufren condiciones médicas que están relacionadas con el dolor. Llorar, ya sea en privado o en comunidad, tiene muchos beneficios para la salud demostrados científicamente, desde el descenso de la presión arterial y los riesgos de ataques cardíacos al simple hecho de tener una mejor calidad de vida.

Necesitamos empezar a ver la pena y el duelo no como una entidad ajena y ni como a un enemigo al que debemos expulsar o enjaular, sino como un proceso natural. También debemos entender que está muy bien que alguien exprese su tristeza.

En el mundo de hoy, la mayoría de nosotros acarreamos penas que ni sabemos. Hemos sido educados desde muy pequeños para no sentir. En Occidente, a menudo nos enseñan que ser niños y niñas buenas pasa por la resignación y el silencio. Las consecuencias son que incluso con tus amigos más íntimos y de confianza puedes sentirte como un lastre. Llorando delante de los demás con demasiada frecuencia es un fruto prohibido. Aprendemos a compartimentar nuestra pena porque expresándola en un lugar inapropiado sólo generará más sufrimiento. Nos enseñan que las personas que están más cercanas de nosotros no tienen forma de acompañarnos cuando nos derrumbamos.

Aún nacemos sabiendo perfectamente cómo llorar. Lloramos naturalmente para sentirnos mejor y encontrar alivio. Si existe una forma para que todos lloremos abiertamente, creo que también disminuirá la culpa y la vergüenza que se da en muchas culturas. Cuando estás en presencia de alguien que sufre, ya no ves su color, es un lenguaje universal. Todos sufrimos. No hay necesidad de culpar a otros. La culpa y la vergüenza provienen de esta incapacidad para expresar nuestra tristeza adecuadamente. ¿Cómo podemos pretender ser felices, pacíficos y amorosos con tanto dolor y tristeza?

Creo que el futuro de nuestro mundo depende mucho de la manera en que gestionamos nuestro dolor y nuestra pena. Las expresiones positivas de nuestro dolor son terapéuticas. Sin embargo, la falta de expresión de nuestra pena o su incorrecta gestión se encuentra en la raíz de la infelicidad general y de la depresión, algo que también provoca guerra y crímenes.

Hay cosas que podemos hacer en la sociedad para ayudar a sanar. Podemos empezar por aceptar nuestra propia tristeza y el sufrimiento del otro. Podemos tener salas de duelo en los espacios públicos donde la gente pueda ir a llorar. He visto que esto ya sucede en diferentes comunidades de Estados Unidos y trabajó para ellos. Las iglesias y demás sitios de culto pueden tener habitaciones para personas que necesiten llorar. Uno de mis sueños es convertir lugares donde han ocurrido horribles y grandes crímenes en santuarios de duelo donde la gente pueda ir a llorar. Me imagino el Memorial Day no como un día de fiesta y barbacoa, sino como un día para permitirnos afrontar nuestras fricciones diarias, las pérdidas y el dolor como comunidad.

Llorar en comunidad ofrece algo que no podemos conseguir cuando lloramos solos. A través de la validación, el reconocimiento y los testigos, el lamento comunal nos permite experimentar un nivel de sanación profundo y liberador. Cada uno de nosotros tiene un derecho humano básico al amor, la felicidad y la libertad genuinas.

*Sobonfu Somé es una de las principales voces en la espiritualidad africana. Recorre el mundo con la misión de sanar, compartir la rica vida espiritual y la cultura de su tierra natal, Burkina Faso. Autora de los libros ‘The Spirit of Intimacy’, ‘Women’s Wisdom from the Heart of Africa’ y ‘Falling Out of Grace’, el mensaje de Sobonfu sobre la importancia del aspecto ritual, comunitario y espiritual en nuestras vidas con un poder y una verdad intuitivos ha hecho que Alice Walker afirmara: «Puede ayudarnos a reunir tantas cosas despedazadas en nuestro mundo occidental moderno.» Es fundadora de Wisdom Spring, Inc. una organización dedicada a la conservación y la difusión de la sabiduría indígena.

Web personal: www.sobonfu.com

Traducción de Africaneando.

Texto extraído del numero 9 de la Revista «Africaneando» 

Para descargar y/o leer en formato Pdf seguir este link